Hígado de Ternera Encebollado


IMG_8450

Soy consciente de que esta entrada no generará muchas visitas, sin embargo os animo a continuar leyendo porque os sorprenderéis de lo beneficioso que resulta el hígado para nuestra alimentación, amén de lo sabroso que es.

Hace poco escribía sobre Asia y sus comidas, algunas de ellas raras. Siempre se hace mofa de su gusto por comer insectos y queridos amigos, aquí en España, no estamos para escondernos o al menos así nos ven desde otros países. Nos gusta la casquería (hígado, riñones, criadillas, sesos, oreja, rabo, mollejas….etc.), percebes, oricios, caracoles, calamares en tinta, llamparas, conejo, lampreas, angulas, morcilla, picadillo…a saber.

Deberéis saber que el hígado tiene un altísimo contenido en hierro y que es beneficioso para la anemia férrica y para aquellos que practican deporte intenso ya que estas personas producen un gran desgaste de este minera.

El alto contenido en zinc del hígado de ternera facilita a nuestro organismo la asimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc que contiene esta carne, contribuye a la madurez sexual y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. Al ser rico en zinc, este alimento también ayuda a combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A a la retina.

Por lo que se refiere a vitaminas es muy rico en la A, B2, B3, B5, B7, B9, B12 y K , lo malo es que tiene un gran contenido de colesterol.

Dicho esto, si no lo coméis vosotros, incorporarlo en la dieta de vuestros hijos, a mi juicio resulta tan imprescindible como la escolarización.

IMG_8449

Ingredientes:

2 filetes de higado, 2 cebollas, 4 dientes grandes de ajo , aceite merkenado, sal, cognac o vino tinto, alguna especia picante tipo guindilla thai, cayena, o pimienta negra, en este caso utilicé merken chileno que esta hecho a base de aji cacho de cabra con un regusto ahumado.

Limpiamos el higado de alguna telilla o parte desagradable que pueda resultar correosa a la hora de masticar, troceamos en tamaño de unos 3-4cms y reservamos.

Picamos fino el ajo y cebolla, pochamos en una pota baja con un buen chorro de aceite, cuando este doradito añadimos el hígado y rehogamos bien, queremos que quede bien marcado por fuera y tierno por dentro por lo que subiremos el fuego, añadimos el picante y un chorro del licor o vino, bajar un poco el fuego, dejar que evapore el alcohol y agitar la pota para que no se nos pegue y la salsa tome algo de consistencia. Servimos con un poco de arroz blanco o unas patatas fritas

Anuncios

2 comentarios en “Hígado de Ternera Encebollado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s