Archivo de la categoría: VIZCAYA

El Peñón


El Peñón –  Atxabiribil Hiribidea, 82,  Sopela   –   Tlf: 946 760 786

Hacía casi ocho años que no pisaba la playa de Sopelana, concretamente las de Arrietara-Atxabiribil, la última vez me había coincidido con el viaje para ver el concierto de Mark Knopfler en la Plaza de Toros de Bilbao, una actuación de la que recuerdo la sorprendente calidad acústica.

Ya en su día me sorprendió esta gran playa de 826mts por sus grandes acantilados, sin duda un atractivo para los practicantes de parapente pero, además sus aguas reunen a buen número de surfistas.

Por cercanía con Bilbao, casi se la podría considerar una playa urbana y aunque el aparcamiento escasea se suele abarrotar en días memorables de sol como el que pude vivir.

A pié de playa, o mejor dicho, a pié de acantilado hay tres chiringuitos si es que se les puede llamar así, porque por tamaño exceden las expectativas de cualquier primerizo.

El mejor de todos, por vistas y tamaño, es sin lugar a dudas El Peñón. La parte de arriba esta destinada a restaurante más formal donde debemos olvidarnos de bañadores e ir descalzos, una política muy acertada. Tiene una preciosa terraza a la que sin duda le sacamos partido.

En la parte de abajo, es más informal. Podríamos decir que es la zona chill out para contemplar la puesta de sol. Unas plataformas escalonadas con música ambiental son el lugar idóneo para tomarse una cerveza o un cocktail aunque también podremos comer en cualquiera de sus mesas exteriores.

La copiosa cena del día anterior y un tardío desayuno no dejaron sitio para demasiada innovación y apetencia aunque en platos como los txipirones se podían haber estirado más.

De picoteo unos nachos con queso, un buen guacamole y una magnifica salsa chipotle.

Unas tiras de pollo con crujiente de maíz y salsas tandoori y alioli.

Ensalada Caprese con mozarella fresca, rodajas de tomate, aceitunas negras, mezcla de hojas tiernas y aliño de vinagreta de pesto.

Las hamburguesas fueron el top seller del día, se nota que había niños porque se tiraron a la de pollo de corral con queso Edamer, bacon y huevo. Todas ellas acompañadas de unas patatas fritas y una ensalada.

La mexicana son 200grs de carne Euskal Okela con queso Edamer fundido, cebolla crujiente, rodajas de tomate, aguacate aderezado con salsa chipotle.

La vegana son 200grs de una mezcla de soja y mijo, hojas tiernas, rodaja de tomate, cebolla, aguacate, boletus y salsa agridulce. Tengo que decir que me sorprendió lo buena que estaba.

La deluxe son 200grs de carne Euskal Okela junto con un escalopín de foie, crema de boletus confitados y jamón ibérico de bellota.

El tataki de atún a la plancha con crujiente de sésamo y mahonesa suave de ajo y wasabi fue el plato más flojo. El crujiente de sésamo se limitó a unas semillas esparcidas, el marcado demasiado leve, un perejil seco que no veía a cuento y un charco de aceite que no procedía.

Los txipirones de costa encebollados al aroma de Txacoli aunque estaban muy buenos no hacen honor a la abundancia con la que se come en el País Vasco, tuve que pedirme un bollo de pan para hacerme un bocadillo y prolongar lo que habría sido dos bocados.

Los postres se convirtieron directamente en copazos, una buena piña colada o un gin tonic prolongaron la sobremesa en la terraza.

Anuncios

Mina


IMG_3673

Mina – Muelle Marzana s/n – Bilbao   Tlf: 944 795 938

Hacía casi cinco años que no visitaba Bilbao, desde un memorable concierto de Mark Knopfler en la Plaza de Toros. En el País Vasco, San Sebastián se lleva todos los halagos y aunque sean merecidos, Bilbao tiene muchos encantos, ha cambiado muchísimo y es un destino más que recomendable.

Casi sonando las campanadas de fin de año, por fin han inaugurado, tras 25 años!!!!, el último tramo asturiano de 4,2kms que faltaba para completar la Autovía del Cantábrico. Por ser un hecho histórico tan destacado para los asturianos, recojo la fotografía de la vergüenza política, muchos gobernantes de todos los colores nos han tomado el pelo, hora de palmeros y medallas. Ahora, más que nunca, es un paseo desplazarnos desde Oviedo a cualquiera de los extremos de la cornisa cantábrica.

presidente_a8_01

Tenía asuntos personales que tratar y coincidía que mi amiga Marta estaba de vacaciones. En buena compañía siempre resulta todo más agradable y las risas estaban garantizadas. Ambos tenemos amigos en “el bocho” y siempre es una alegría visitarlos.

Ya sabéis que me gusta planificar las cosas, los experimentos: “con gaseosa”. Aunque parezca mentira me resultó difícil conseguir mesa en un Estrella Michelín, el domingo es muy mal día y aprovechan para cerrar, además muchos están de vacaciones elaborando sus nuevas propuestas de temporada. Por suerte, en Mina volvían a los fogones esa semana y pude disfrutar del trabajo del chef Alvaro Garrido.

IMG_3682

Desconocía esa zona de Bilbao pero los GPS de hoy en día son una garantía. El restaurante se encuentra en el muelle Marzana, pegado a la Ría del Nervión. Linda con el barrio de San Francisco, una zona poco agraciada socialmente donde la prostitución y menudeo de drogas están a la orden del día. Ahora bien, es un barrio que por tener mucha inmigración goza de unas tiendas de comestibles con una variedad increíble de productos “exóticos”, un tesoro para los que nos gusta probar cosas diferentes. Si os acercáis por la noche mi consejo es que aparquéis en la otra margen de la ría y accedáis por el Puente de la Ribera o el de San Antón. Más vale prevenir que curar.

Anunciaban muy mal tiempo, pero el cielo nos dió un respiro e incluso pudimos tomar el vermú sentados en una terraza, al sol. La vista del Mercado de la Ribera y la Iglesia de San Antón son claros ejemplos de esos encantos que os comentaba al principio.

IMG_3651

La entrada al Mina sorprende, abrimos el portón y a mano derecha nos encontramos con la bodega y a mano izquierda una rústica y bonita escalinata. Abrimos la puerta y nos recibe un espacio con mucha luz natural, una sala con una decoración industrial nórdica donde predomina el blanco y la madera. Dominando el espacio, una cocina vista con una barra en mármol blanco y madera apta para siete comensales, donde podremos disfrutar en primera fila de todo lo que acontece entre fogones.

IMG_3680 IMG_3693

 

IMG_3686

IMG_3691

IMG_3817

Ofrecen tres menús degustación de 7, 10 o 14 platos, nos decidimos por el intermedio acompañado de una cerveza. Aunque la Alhambra me encanta, no había más opciones. Ya sabéis que estas cosas me disgustan porque no cuesta tanto tener una selección básica: rubia, tostada, artesana, trigo, negra….Los que no bebemos vino nos sentimos algo discriminados cuando vemos cartas kilométricas de vinos y la cerveza es un simple relleno.

IMG_3701 IMG_3698

Dejemos las bebidas a un lado y vamos a lo realmente importante, como hubiese dicho el gran Paco Umbral, he venido a hablar de mi comida.

El aperitivo, piel de bacalao crujiente está hecho con una brandada de bacalao y una gelatina de manzanilla.

IMG_3703

IMG_3705

Ostra Guillardeau, ginebra y cítricos. Una combinación perfecta, es como tomarse un gin tonic mezclado con los sabores a mar.

IMG_3707

IMG_3709

IMG_3712

Soufflé de pomelo y bacalao. Tan atractivo visualmente como rico, el toque amargo del pomelo le queda bien al bacalao.

IMG_3716

IMG_3720

IMG_3722

Chicharro ahumado al romero, coliflor y sidra. Una vez más me encuentro un plato con coliflor, parece que está de moda. Muy sabroso, junto o mezclado con la crema de coliflor, el gelé de sidra y el rábano encurtido.

IMG_3724

IMG_3725

IMG_3730

Lubina salvaje con crema de arbequina. Estaba tan ligeramente confitada que me dió la impresión de estar tomando un sashimi. La crema de aceite arbequina da mucha potencia y no conviene abusar en nuestra mezcla.

IMG_3735

IMG_3737

IMG_3740

Seguimos con el Parmesano, trufa y confitura de tomate. Este fue uno de los que más me gusto, Italia concentrada en un plato. Utilizan un parmesano de 36 meses de maduración, una crema de trompetas y trufa, la confitura de tomate con albahaca y esas preciosas lascas de trufa negra.

IMG_3745

IMG_3744

IMG_3747

Mucho sabor encontramos en el siguiente plato. Un pastel de tuétano y trufa sobre un fondo de paloma torcaz.

IMG_3750

IMG_3754

IMG_3757

Rodaballo asado con guiso de verduras de caserío. Sobre un caldo de espinacas y acelgas, un buen lomo con el punto perfecto y unas alcachofas nos dejan cara de felicidad.

IMG_3758

IMG_3764

IMG_3766

Terminamos con una carne, un solomillo marinado y asado con chimichurri y jugo de berros. Un buen medallón con su carne sonrosada, a mi me sobraba el chimichurri porque creo le robaba protagonismo en sabor a este tipo de carne.

IMG_3770

IMG_3772

IMG_3775

Llegan los postres y el escueto nombre “Mar”bautiza un plato excelente, por frescura, sabor y presentación sin duda el mejor de los tres. Esta hecho con un gelé de ginebra, sorbete de limón, agua marina granizada y lechuga de mar escarchada.

IMG_3777

IMG_3785

IMG_3787

Crème brûlée, emulsión de pera y Amaretto.

IMG_3795

IMG_3799

Ahora sí, finalizamos con un sabayón de azúcar moscovado, sorbete de naranja amarga y yogur de cítricos. El sabayón es una crema italiana hecha con las yemas, azúcar (en este caso el moscovado, hecho con el interior de la caña de azúcar, sin refinar) y vino Marsala. El contraste de ácidos, dulce y amargos está muy equilibrado.

IMG_3802

IMG_3807

IMG_3809

Un café con sus petits fours (gominolas de melocotón, galleta de mantequilla y financier de avellana) pondría punto final a un menú disfrutado de principio a fin.

IMG_3812

IMG_3816

https://www.facebook.com/restaurantemina