Albóndigas con Salsa de Tomate – Meatballs with Tomato Sauce


CIMG4008

Hay días que la mente se bloquea un poco y tan solo necesitas un pequeño empujón, este es el caso de la receta que hoy os presento. Amanecía con la publicación de unas albóndigas de mi amiga Lucía de https://www.facebook.com/lacucharitainquieta e irremediablemente tuve que hacer mi versión, un plato muy sabroso y sencillo y que me venía como anillo al dedo para dar salida a la salsa de tomate que se me había descongelado por la segunda avería en poco tiempo de mi nevera.

Por muy desesperados que estéis por favor no llaméis a esos servicios de urgencia, la mayoría son piratas y el desalmado que vino a reparar por poco no me revienta el frigo, hizo un empalme directo a la corriente para salir del paso con lo que mi no frost tras un mes ha colapsado por la creación de hielo en la parrilla.

Bueno, a lo que vamos, las albóndigas o quizás debería decir pelotas de tenis. Ya se que soy un grandón y no puedo negar mi asturianía pero tienen su razón de ser para este tamaño.

CIMG4022

Cuando las prepara mi madre suelo comer 6 u 8 y no son minis, visualmente me da la sensación de comer mucho y por ello con 3 de estas hice la equivalencia. Otra de las razones es que utilicé un buen entrecote de ternera de medio kilo y siempre tengo la sensación con la carne picada en cualquiera de sus versiones que le estoy bajando la calidad y que merecería ser cocinada en una pieza. La tercera razón es que con este tamaño por dentro quedan más jugosas y se aprecia más la carne.

A mi me parece una receta bastante light, salsa de tomate casera, buena carne y unas patatas cocidas como guarnición, no me diréis que esto no es mucho más sano que un cachopo.

La carne siempre os aconsejo que independiente de su calidad compréis el corte deseado y que os la piquen delante vuestro, no cuesta más y tendremos garantías que al menos comeremos lo que hemos pedido pues suele ser práctica habitual que en la envasada metan recortes de su padre y de su madre, amén de hebras y grasas innecesarias. Yo mando limpiar previamente.

Tener la salsa de tomate previamente hecha como os comentaba en el artículo de Fondo de Armario, facilita mucho las cosas y nos saca de un apuro en un santiamén. Las claves que creo las hacen diferentes a parte de su tamaño son las siguientes: a) salsa de tomate casera, b) añado un poco de vino tinto y c) utilizo un poco de concentrado de buey.

Ingredientes:

CIMG3969

1/2kg de carne de ternera, salsa de tomate, dos dientes de ajo, dos rebanadas de pan de molde, leche, sal, pimienta negra en grano, harina, aceite de oliva, concentrado de buey, vino tinto, patatas y cebollino.

Cortamos el ajo en trocitos muy pequeños y mezclamos en la carne con sal y pimienta negra recién molida. Este proceso lo hacemos con los dedos, no se me ocurre mejor manera y más eficaz.

Retiramos la corteza del pan de molde y empapamos en leche, apretamos escurriendo el exceso y lo incorporamos a la carne para seguir entremezclando todos los ingredientes.

Procedemos a la formación de las albóndigas, tomamos la cantidad que más se ajuste a nuestros gustos y con ambas palmas de la mano moldeamos unas bolas que reservaremos para a continuación pasarlas por harina.

Albondigas1

En una pota baja o sartén con aceite de oliva, yo utilicé uno con ajo y guindilla para alegrarme, freímos las albóndigas que cuando estén bien hechas retiramos y reservamos en un plato con papel absorbente para eliminar restos de aceite innecesarios.

Tiramos el aceite utilizado porque la salsa ya la tenemos, pero podríamos utilizarlo si pochamos las verduras y hacemos la salsa sobre la marcha. A la salsa que conservo en frascos le añado un chorrito de vino y agito para limpiar todas las paredes, incorporo a la salsa y añado una cucharita de café del concentrado de buey, removemos para que se mezcle todo y añadimos las albóndigas que cocinaremos tapadas durante unos 15 minutos para que tomen gusto agitando de vez en cuando.

Albondigas2

Pelamos las patatas y cocemos con un poco de sal. Picamos 4 ramitas de cebollino y procedemos al emplatado.

CIMG4004

CIMG4029

CIMG4012

Anuncios

3 comentarios en “Albóndigas con Salsa de Tomate – Meatballs with Tomato Sauce

  1. Esto de las albóndigas imagino que son de esas recetas que cada uno le aporta su punto, a mi por ejemplo me gusta añadir un huevo, y luego el truco de la miga de pan o las rebanadas de pan de molde es un clásico jeje

    Receta socorrida y que te saca del apuro, porque las que sobran van para el congelador

    Le gusta a 1 persona

    1. Si que tambien le suelo añadir huevo pero la carne me parecía muy buena y no quise adulterarla demasiado, ya me dio rabia usar el pan de molde. i no llega a ser por que tenía que hacer una receta diferente me hubiese comido un steak tartar.
      Que poco me comes jajaja sobrar?, nevera?

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s