Gazpacho de sandía con aceite de albahaca y queso feta


Parece que el anuncio de sol y subida de temperaturas de este fin de semana me ha animado con platos refrescantes y es que este invierno esta siendo muy cansino con tanta ciclo génesis explosiva continuada.

Descubrir aquí los beneficios del gazpacho huelga porque aún siendo asturiano, no soy Ramón Sánchez Ocaña. Corre por la mitad de mi cuerpo sangre andaluza o ¿debería decir gazpacho?, y por ello este es un plato que nunca falta en el solsticio estival. Este verano pasado aposté por una renovación y es que la sandía también es otro de mis clásicos del verano, digamos que esta fusíón es el éxito seguro de Georgie Dann.

Necesito hacer un par de matizaciones muy importantes: nada de pan ni agua en los gazpachos. Los vegetales y fruta (en este caso la sandía tiene un 95% de agua) aportan agua suficiente y no necesitan ser adulterados o rebajados y en cuanto a la textura prefiero no engordarla “artificialmente”, con no colarlo será suficiente aunque con la técnica del emulsionado alcanzareis ese toque cremoso.

Ingredientes:

3 tomates maduros, 1 pimiento rojo, 350grs de sandía sin pepitas, 2 cucharaditas de azucar, 4 cucharadas soperas de aceite de oliva, 2 soperas de vinagre de vino, sal, 200ml de aceite de oliva, ramillete de albahaca y 100 grs de queso feta.

Para el gazpacho y ayudados de una batidora, una Thermomix, o cualquier otro robot batiremos el tomate, pimiento, sandia, azúcar, sal y vinagre (podéis pelar el tomate y despepitar para no tener que colarlo). Una vez que todo este licuado y con el robot funcionando iremos añadiendo el aceite muy despacito, estaremos aplicando la técnica del emulsionado que no es mas que dar consistencia tomando aire a productos que como el vinagre y aceite no son homogéneos. Si tardamos mucho en servir la ciencia hará su trabajo y ambos ingredientes tenderán a disgregarse.

Para el aceite de albahaca simplemente y ayudados de un mortero machacaremos bien la albahaca con el aceite. Podéis hacer esto mismo con romero, cebollino, marihuana.

Para montar servimos en un plato o cuenco, añadimos unos dados de queso feta que milagrosamente “flotaran” debido a la consistencia del emulsionado y rematamos con el aceite de albahaca.

IMG_9473

Consejos: No os paséis con la sal en el gazpacho, el queso feta peca de salado. Para paladear adecuadamente en cada cucharada coger un poco de todo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s