Restaurante Javier Martín


IMG_7098

Hay días que salen redondos y este 18 de julio del que os voy a hablar ya nació perfecto desde su planificación un mes antes. Cuando hablé con mis padres de los planes para el verano sin duda el día 19 de julio resulta muy importante en la familia ya que el patriarca cumple años, mi alquiler en Zahara de los Atunes acababa el día antes y había hecho reserva para pernoctar en Cáceres. Coincidió que habían planificado para ese día acudir al espectáculo del teatro romano de Mérida y adelantamos un día la celebración porque el sábado tenía que estar en Gijón en otro cumpleaños de un buen amigo. Bien podían haber organizado una visita a Cuenca o Tarragona y no nos hubiésemos visto, cosas del destino.

Hablar de Cáceres en su aspecto histórico y monumental nos llevaría páginas y más páginas, aquí hablamos de gastronomía y esta bella ciudad tiene en el Restaurante Atrio uno de sus puntos de referencia. Como quiera que ya había reservado para cenar, mi padre se quedó huérfano de ideas y la elección correría de mi cargo.

IMG_7132 IMG_7125

Me reconozco con incontinencia verbal, me gusta hablar, lo hago por los codos y quizás este “problema” se convierte en ventaja cuando uno viaja solo, no tengo reparos en preguntar y extenderme cuanto haga falta. Tomando una cerveza en el chiringuito asalté a los compañeros de barra, unos cacereños que me podían aportar buena información para mi visita y así fue. El dueño de una empresa de distribución de productos de peluquería para salones de belleza me ofreció mucha garantía, comidas y cenas de negocios son parte del trabajo y cuando me insistió tanto con el Restaurante Javier Martín no lo dudé un instante, ya había encontrado lugar para el reencuentro familiar.

La última noche en Zahara la exprimí a conciencia y con evidente falta de sueño tuve que despedirme de mi pequeño paraíso terrenal y afrontar los 437kms que me separaban de Cáceres con el tiempo justo. El restaurante tiene una nueva ubicación, está en el Nuevo Cáceres, una zona de grandes avenidas y muy convenientemente situado para el viajero de paso.

IMG_7099

La entrada e interior destacan por el enrejado de listones verticales de madera y unos grandes y luminosos ventanales que junto con unos techos altos dan gran sensación de amplitud. Antes de ir había leído algunos comentarios del Tripadvisor y recuerdo uno del típico hater que se ensañaba con la mantelería, personalmente me gusto mucho, me pareció atrevida, divertida y moderna acorde con el tipo de comida fusión entre tradición y vanguardia que Javier nos ofrece. No queda otra cosa que pensar que este hater seguro tiene en su casa sofas de skay con cabeceros de ganchillo, una televisión con antena de cuernos y probablemente hasta la tapa del inodoro tapizada.

IMG_7104 IMG_7115

Dos menús degustación de diferente composición, ambos igual de sugerentes pero optamos por el que no incluía bebida ya que mis padres tenía aún ruta por delante. Yo sigo fiel a mi cerveza, en este caso una Legado de Yuste de estilo abadía belga, una lager de tono ambar sin demasiado cuerpo.

Comenzamos con un aperitivo de la casa compuesto de sepia, guisantes y unas virutas de jamón. No soy amigo de los guisantes pero no dejé ni uno, estoy en proceso de adaptación forzada, quiero que me gusten y con platos como este seguro lo conseguiré.

CIMG6722

Carpaccio de solomillo ibérico, láminas de foie y canónigos. Me llamó la atención la generosidad en la lámina de foie, nada de transparencias.

CIMG6727

Saquitos crujientes rellenos de marisco.

CIMG6728

Rape con bogavante gratinado y salsa holandesa. Jugoso conjunto de pescado y marisco en el que quizás para mi gusto peca algo de exceso de salsa.

CIMG6733

Sorbete de limón al cava, un cortante que mi amigo Alfredo se empecina siempre en pedir aunque no lo vea en la carta de postres.

CIMG6734

Solomillo de ternera con salsa de foie y torta del Casar. Si en Asturias usamos el Cabrales a discrección en la tierra de la torta del Casar no podía faltar este magnífico clásico, un majar que nadie debería dejar de probar.

CIMG6736

CIMG6737

Sopita de fresas con helado de coco y virutas de chocolate. Muy refrescante y atractivo con la decoración del enrejado de caramelo.

CIMG6740

Con los cafés nos sirven una teja, perfecta.

CIMG6744

Tanta carretera me había abierto el apetito y sin lugar a dudas en el restaurante Javier Martín no solo se come rico, también se come abundante, esa tradición se traduce en sus raciones bastante alejadas del minimalismo. Todo un reto para el comensal y un acierto de mi compañero de barra en el Chiringuito de Zahara.

Un éxito de celebración de los 69 veranos paternos, un mozalbete andaluz con mucha cuerda por delante del que no paro de aprender.

Restaurante Javier Martín –  Calle Juan Solano Pedrero,15,  Cáceres   Tlf:   927 235 906

https://www.facebook.com/pages/Restaurante-Javier-Martin/161945547194808?ref=br_tf

Anuncios

3 comentarios en “Restaurante Javier Martín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s