Mermelada de Tamarillo – Tamarillo Jam


CIMG7599

Errar y aprender es el resumen que os puedo avanzar de esta receta a la que he llegado tras de una gran metedura de pata. No soy ningún profesional del sector, ni de la cocina ni del periodismo y por ello cada artículo y receta que preparo es un aprendizaje, una mejora constante que con el suficiente empeño todos somos capaces de afrontar si hacemos lo que nos gusta.

Había leído en varios blogs a los que estoy suscrito recetas de helados, por fin me había animado con el mio propio. Una visita al Hipercor terminó por darme el empujón necesario ya que tienen una sección donde suelen tener unas cuantas frutas exóticas y tenía que hacer algo diferente con mi primer intento. Tamarindo, ¡venga!, nunca lo he probado, seguro que está igual de bueno que como cuando descubrí los lichis, rambutan, physalis, dragon fruit, carambola…etc.

Coloco todos los ingredientes para la foto de rigor, empiezo por un almíbar y mientras se hace pelo los tamarindos, la piel me resulta algo dura y a pesar de afilar el cuchillo tengo una pelea con ellos, el jugo moja mis dedos y los chupo para ver como sabe, noto un sabor bastante agrio y me empiezan a entrar mis dudas así que busco en Internet como sabe y como se prepara el tamarindo. En cuanto sale la búsqueda veo una foto y…….!!!!!!!!!!!!!!!!!!!, Dios!!!!!!!!!!!, que coño he comprado si esto no es un tamarindo como el que tengo, será de otra clase, leo y solo pienso que los reponedores se han equivocado, miro la etiqueta y leo tamarillo, hago otra búsqueda y averiguo lo que es un tamarillo, vaya error.

Este fruto es también conocido con el nombre de tomate de árbol (por su parecido con el tomate), tomate francés o cifomandra y pertenece, al igual que la patata o el tomate, a la familia de las Solanáceas. Procede de Sudamérica, concretamente de los Andes peruanos. Se cultiva en zonas tropicales altas: Brasil, Colombia y Sudáfrica. Hoy día son países productores Colombia, Brasil, Nueva Zelanda, Kenia, Sudáfrica, California, India y Sri Lanka. Existen tres variedades que se diferencian por el color de su piel: rojo, naranja (más dulces y con semillas tiernas y de menor tamaño que el resto) y amarillo.

tamarillo-o-tomate-das-arvores

Su piel es de color rojo, anaranjado o amarillo según la variedad, y su pulpa, gelatinosa, de color naranja oscuro y algo translúcida, repleta de semillas; recuerda a la del tomate tradicional. Las semillas, color granate intenso, son planas y no muy duras, dispuestas en forma arriñonada y de fácil digestión. Tiene un sabor agridulce, ligeramente amargo.

tamarillo-harvest

En cuanto a sus propiedades nutritivas su componente mayoritario es el agua. Es un fruto de moderado valor calórico, a expensas de su aporte de hidratos de carbono. Destaca su contenido de provitamina A y C, de acción antioxidante, y en menor proporción contiene otras vitaminas del grupo B, como la B6 o piridoxina, necesaria para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Su contenido de fibra (soluble, pectina) es alto; mejora el tránsito intestinal. La vitamina C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. La provitamina A o beta caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita. La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Ambas vitaminas, cumplen además una función antioxidante.

Presentado mi tamarillo con origen en Brasil me doy cuenta que hacer un helado con el no resulta la mejor idea y mi cabeza y recursos entran rápidamente en acción. Con todo el ajetreo el almibar se me convirtió en un azúcar escarchado al cristalizar por no haber exprimido medio limón, las cantidades no se si serán mucha o poca pero decido hacer una mermelada. El resultado ha sido perfecto y gracias a un error he aprendido mucho y cocinado una receta igual de sorprendente que mi frustrado helado de tamarindo.

Ingredientes:

CIMG7565

4 tamarillos, 150ml de azúcar, 150ml de agua, 10grs de azúcar de vainilla.

Obviamente de la foto tenéis que olvidaros de los huevos y la nata.

En principio el agua no haría falta pero como me ha salido bien podéis intentarlo de esta manera, tener en cuenta que mi almíbar se escarchó. Hacemos el almíbar con los azucares y el agua, añadimos los tamarillos pelados y troceados, irán soltando su propia agua y se pondrán tiernos, con la cuchara de madera ir aplastando, la mermelada estará lista en unos 20-30 minutos, remover de vez en cuando. Yo no retiré las pepitas, no me molestan y me da la sensación de que es más natural.

Mermelada de Tamarillo

Procedemos a meter la mermelada en botes para lo que se nos antoje, al menos yo ya tengo una receta en la cabeza para darle salida, y ¿vosotros?.

CIMG7605

 

Anuncios

3 comentarios en “Mermelada de Tamarillo – Tamarillo Jam

  1. jajajajaja, lo que me he reído con tu artículo!!!

    eso es lo bueno de ser autodidacta que cometemos errores muy simpáticos, a mi confundirme con un ingrediente no, pero confundirme con las cantidades sí, y en repostería donde las cantidades juegan un papel fundamental… en fin, eso sí eran armas de destrucción masiva y no lo de bin laden!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s