Kazan


IMG_3330

KazanPº Milicias de Garachico, 1 Local 4 – Stª Cruz de Tenerife     Tlf: 922 245 598

Hay veces que la vida resulta muy caprichosa y lo que te quita algunas veces, otras te lo devuelve con creces. Esta crónica que leeréis sería la segunda parte de una serie de visitas bastante cercanas en el tiempo que he hecho a la preciosa isla de Tenerife.

Algunos de vosotros recordareis que en el Puente del Pilar decidí acercarme a Costa Adeje y visite unos cuantos restaurantes, todos ellos con una lectura muy positiva a excepción del Kabuki Abama.

Cuando en noviembre de 2014, durante la gala de las Estrellas Michelín celebrada en en Marbella, me entere que le habían dado una Estrella a un nuevo restaurante japones en Tenerife, rápidamente me entraron ganas de volver a visitar la isla.Esta vez con rumbo al norte, concretamente al Puerto de la Cruz, donde establecí mi base de operaciones con la intención de sacarme la espina clavada.

Con antelación suficiente y antes de hacer reservas de avión y hotel me cercioré de tener acomodo en el restaurante en la fecha planificada. La concesión de tan importante premio resulta un revulsivo en los negocios de restauración y no es extraño que nos podamos encontrar con plazos muy largos para conseguir una mesa. Además de todo esto, se juntaban las fiestas navideñas, momento en que muchos restaurantes de este tipo deciden cerrar para elaborar sus menús gastronómicos de la temporada siguiente.

El día elegido fue la víspera de Reyes, un autoregalo anticipado por unas horas. Regalar gastronomía o pedírsela a los Reyes no es nada fuera de lo común para aquellos que realmente disfrutamos de estas experiencias. También fue el caso de Patricia, una canaria emigrada a Ginebra, donde trabaja en asuntos sociales y que como regalo le pidió a su novio Ivan este presente tan especial en su propia tierra.

La jornada comenzó bastante temprano ya que esta vez no había alquilado coche y debía desplazarme a Santa Cruz de Tenerife. Dentro de las opciones, el taxi ronda los 50€ por trayecto, unos 40kms a la capital, algo excesivo cuando como en mi caso, utilice la línea de guaguas locales TITSA que tan solo supuso 5,25€ y te deja en una zona bastante céntrica.

IMG_3315

Desde allí, me organice para visitar el auditorio y el Parque Marítimo Cesar Manrique, donde disfrute de sus lagunas artificiales y de ese tan codiciado sol invernal del que gozan en las Afortunadas. Se acercaba la hora y quise ser rigurosamente puntual ya que en un principio quise reservar a las 3 y me preguntaron si podía adelantarlo, ningún problema al respecto.

IMG_3323

El restaurante se encuentra en una calle peatonal dentro del eje comercial. Exteriormente no llama la atención, quizás hasta os pueda pasar desapercibido si no es por el gran cartel. Todo un mundo de contraposiciones y posicionamientos de mercado, la exclusividad de lo japonés contra la popularidad de lo chino,  ya que puerta con puerta encontrareis y veréis a leguas, esos colores amarillos y rojos con decoración excesiva por la que se caracterizan uno de estos restaurantes.

Una vez dentro del restaurante nos saludan unas grandes piezas colgantes de bambú que a modo de campana anuncian nuestra llegada. La decoración es sobria pero con carácter. Predominan las maderas y sus paredes están empaneladas con unos listelos que juegan con las profundidades. Al fondo, presidiendo, el sushi bar. Esculpido en madera pero dejando a la vista esas vitrinas que nos muestran la frescura y variedad del producto. Como separación de la zona de cocina, una gran pared con cuarterones de mármol blanco retroiluminados que le dan un toque muy cálido y bello mostrando las diferentes vetas.

IMG_3335

IMG_3336

IMG_3338

Al ser un solo comensal me ubicaron en el sushi bar, todo un plus ya que a parte del entretenimiento de mi comida y reportaje fotográfico pude observar la maestría y precisión con la que elaboraban muchos de sus platos. Con un rictus serio, de concentración, el cocinero japonés desliza sus afilados cuchillos sobre los trozos de pescado y moldea con mimo las diferentes piezas de sushi con arroz.

IMG_3355

Dentro de la selección de cervezas japonesas, Kirin, Asahi y Sapporo, me decido por esta ultima para comenzar y terminar. Su extensa carta cubre todas las especialidades japonesas, esta vez no quiero sorpresas y decido pedir a la carta. Me atendió Lolo, un camarero de lo mas agradable y servicial que se encargo de hacerme algunas sugerencias fuera de carta e indicarme cuales eran los platos estrella. En definitiva, hacer una comanda que recorriese buena parte del saber hacer de este restaurante y que me pudiese dejar satisfecho.

IMG_3342

Todos y cada unos de los platos me fueron explicados a un nivel básico pero con bastante profusión. Deliberadamente, omitiré alguna explicación porque lo mejor es que hagáis una escapada y lo comprobéis de primera mano, no os defraudara en absoluto.

Comenzamos con un aperitivo de la casa compuesto por un crujiente de arroz negro con crema de bacalao y espuma de zanahoria.

IMG_3350

Aunque hace calor, en un japonés nunca me permito prescindir de una sopa miso, y como veis estaba humeante y muy sabrosa.

IMG_3351

IMG_3353

Sigo con una de las recomendaciones de Lolo. Unos camarones soldado, especie autóctona y poco habitual que se captura en profundidades superiores a los 350m. En este caso, van macerados en una emulsión de kimuchi y aceite de oliva, acompañados de una bola de arroz que impregnaremos al final con todos los jugos del camarón y su aliño.

IMG_3358

IMG_3357

Otra recomendación fuera de carta pero que pasa por ser uno de sus platos mas demandados, el maki Roderik. Ocho piezas compuestas por salmón, aguacate, huevas de tobiko (pez volador), coronados por una salsa de mahonesa con kimuchi que cubre un poco de lima. Va terminado con soplete y un espolvoreado de shichimi togarashi y cebollino. Simplemente divino.

IMG_3362

IMG_3369

Llega el momento estelar de la comida por varias circunstancias. No solo toca disfrutar de las excelencias de un buen corte de pescado crudo con el Sashimi Kazan, uno de los platos característicos de la cocina japonesa, sino que además probé el wasabi fresco.

IMG_3381

El variado de sashimi se compone de: vieira, almeja, pulpo, salmón, atún, cherne, ventresca de toro, camarón soldado, calamar e ikura (huevas de salmón). Todo ello acompañado de una salsa ponzu (básicamente una mezcla de yuzu y dashi).

La sorpresa llegó cuando Lolo aparece con una tabla de piel de raya y una auténtica raíz de wasabi fresco. Resulta casi imposible encontrarlo en España, es un producto muy caro incluso en Japón y su exportación casi es anecdótica, por ello el privilegio y la oportunidad que me ofrecieron siempre será recordada.

IMG_3370

IMG_3378

Lo había consumido en pasta o en polvo, pero fresco es otro mundo, los aromas y sabor poco tienen que ver con sus sucedáneos. Tomando la raíz y haciendo movimientos circulares sobre la tabla, poco a poco se va formando una pasta que se acumula en el borde. Aparte del sabor, me llamó mucho la atención la manera en que se disuelve con la soja o el ponzu.

IMG_3380

IMG_3383

IMG_3384

IMG_3385

IMG_3386

IMG_3388

La manera en que terminé este plato fue ponerle un poco de wasabi al resto de la salsa ponzu, mezclado, lo vertí sobre el cuenco de ikura y me lo tomé bebido apretando la lengua contra el paladar para eclosionar el sabor de las huevas. Una delicia.

Pasamos a calentar un poco con las magníficas gyozas de mero.

IMG_3390

IMG_3391

Turno del variado de niguiris y gunkan que había seleccionado: pez mantequilla con una crema de trufa, vieira especiada con una salsa de mayonesa y chipotle, mejillón al vapor con la salsa Roderick y unas hebras de itogarashi, y el gunkan de tartar de buey wagyu.

IMG_3396

IMG_3397 IMG_3401

IMG_3398 IMG_3402

IMG_3399 IMG_3403

IMG_3400 IMG_3405

Finalizo el sushi con un temaki de anguila. No se por qué extraña razón la forma cónica de estos me resulta mi favorita. A estas alturas de la comida con tanta fotografía y cambio de objetivo sin duda llamaba la atención y no pasé desapercibido para nadie. Una persona se me acercó y entablamos una conversación. Se trataba de Fran, el propietario, que se encontraba allí de celebración en el cumpleaños de su hermano Toni. Una persona muy afable y entregada que no dudó en invitarme a unirme a su grupo para rematar con una copa.

IMG_3411

IMG_3415

Se aproxima el final y cierro con un buey a la parrilla con salsa de shitake y un aceite de carbón de elaboración propia del Kazan. La carne estaba en su preciso punto y esos toques a carbón eran claramente perceptibles.

IMG_3419

IMG_3424

IMG_3422 IMG_3427

La cocina japonesa no se distingue precisamente por su repostería, pero el sampler con un helado de manzana verde con yogur, torrija bañada en sake y un helado mezcla de mango y fruta de la pasión, aparte de refrescarme, remataron a la perfección una comida de 10.

IMG_3429

Puesto que estaba solo y sin ningún plan más apetecible, decidí aceptar la invitación de Fran y unirme a su grupo de amistades, al que también se juntaron los mencionados Patricia e Ivan. Me sentí muy bien acogido y a gusto. Un grupo variopinto de gente encantadora que derrocharon hospitalidad, tanta como para continuar con ellos la celebración por la bulliciosa Santa Cruz.

Sin duda fue una forma de vivir mi noche de Reyes de una manera muy mágica, conociendo los rincones especiales de la ciudad, como el recién asfaltado Callejón del Combate que el propio Dámaso, Concejal de Obras y Servicios, se encargó de explicarme. Una zona que vive su ambiente en días muy concretos como el de Navidad y Reyes, y doy fe de que allí no cabía un alma más.

Comprar un décimo del Niño al “Sevilla” (personaje muy conocido) y que dupliques la inversión, ver una cola de unas 100 personas para comer un bocadillo de tortilla en La Garriga, el ambiente “carnavalero” de la Cabalgata de Reyes…,han sido experiencias que me gustaría volver a repetir durante el Carnaval.

Tal y como me comentó Fran, la concesión de la Estrella Michelín les cogió por sorpresa, pues para alguien con una profesión muy distinta a la hostelería, montar este negocio fue una apuesta muy arriesgada en un lugar como Santa Cruz, pero que en poco tiempo y simplemente haciendo las cosas muy bien ha tenido gran acogida y reconocimiento.

Conocedor de posibles suspicacias, me veo en la obligación de aclarar que mi opinión y comentarios sobre Kazan, son de lo más objetivas y nada ha tenido que ver lo ocurrido tras los postres. Aun así, seguirá habiendo escépticos por lo que si tienen dudas, lo mejor es que hagan su reserva y comprueben de primera mano las virtudes de esta apuesta japonesa en Santa Cruz de Tenerife.

https://www.facebook.com/Restaurante-Kazan-116441867558

Anuncios

8 comentarios en “Kazan

    1. Hola Fernando, si tu amigo Lolo es la mitad de bueno de lo que lo es desempeñando su trabajo, entonces tienes un gran amigo. Si que lo disfruté mucho, una gran experiencia y para los que nos gusta la comida asiática en general este Japo es Top con o sin Estrella.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s