Lucas Maes


Lucas Maes – Barranco de la Arena, 53 – La Orotava  Tlf: 922 321 159

Llegaba la segunda parte de mis vacaciones invernales y tras la visita a tierras escandinavas tocaba calentar el cuerpo al sol tinerfeño. Tras días de frío intenso con temperaturas que alcanzaron los -10º, este tanoréxico necesitaba su ración de sol y nada mejor que unos días en el Puerto de la Cruz.

IMG_3044

El dos de enero fue un día extraño, pasar de comer en Copenhague bien pertrechado con ropa de invierno, a ponerme las bermudas y salir a tomar una copa nocturna. Todo salía a pedir de boca, me estaba pareciendo a mi amigo Ramón, al que le decimos que tiene “una flor en el culo”.

Había hecho mi reserva en el Catalonia Las Vegas, un hotel de 4* en primera línea de costa. Era realmente escéptico en cuanto a lo que me podía encontrar, 55€ la noche es una tarifa que al menos siembra dudas durante la temporada alta en Las Afortunadas. En mi check in, me dicen que me habían asignado una buena habitación en la planta 12, la última planta. Inserto la tarjeta y guau!!!!!!, menuda habitación, toda acristalada con una terraza de al menos 80m2. Era de noche y las vistas eran privilegiadas, ya deseaba amanecer con las cortinas abiertas de par en par contemplando el mar.

IMG_3229

Amanece y mi excitación sube exponencialmente, salgo a la terraza, por un lado el Lago Martianez desafiando al Atlántico, doy la vuelta a la esquina y casi se me saltan las lagrimas cuando veo el Teide nevado dándome los buenos días. ¿Se puede empezar mejor un sábado?.

IMG_3227

Transcurre la mañana entre baños de sol y agua, hay apetito pero me reservo para la cena nocturna. Tenía muchas ganas de visitar Lucas Maes,lo prometido es deuda y como recordareis lo dejaba escrito en mi artículo de Sucás.

El restaurante se encuentra en La Orotava y una preciosa luna llena da luz a una casona que me recordó en cierta manera a las indianas que se pueden ver en mi Asturias natal. Una terraza chill out nos da la bienvenida, un lugar ideal para tomarse un aperitivo viendo el mar y contemplar una mágica puesta de sol.

Lucas Maes

Me dirijo a la entrada entre la frondosidad de arboles y plantas. El comedor exterior resulta delicioso aunque prefiero cenar en el interior. Desde que entramos por la puerta, al igual que me sucedió en Sucás, se nota la mano decoradora de Susana Gallardo, la propietaria junto a Lucas. Todo son detalles y mucho gusto, nada esta puesto al azar, como me dijo Susana: “todo está a la venta”. Parece que estemos comiendo en una pequeña galería de arte y para alguien que vive como ella su profesión una venta supone hacer hueco para un nuevo objeto.

La vinoteca de cristal permite a los entendidos disfrutar de una buena selección de caldos. Son varias las salas que conforman los diferentes comedores y a mí me ubicaron en una mesa desde la que pude observar todo lo que sucedía en su cocina vista. Es invierno y aunque estemos en Canarias, la chimenea de acero corten proporciona un ambiente tan cálido como las sillas tapizadas en animal print de leopardo.

Ya en la mesa me sirven unos snacks para ir entreteniéndome con la pale ale de Tierra de Perros, esa cerveza artesana de Los Realejos de la que no paro de hablar. Sirven los panes caseros con la mantequilla de pimienta rosa y echo de menos aquel de curry que había degustado en el sur, pero el de tomate sí está y lo acompaño de alguna de las salsas de pesto y picada de aceitunas negras, una combinación perfecta.

IMG_3158

IMG_3169

Me decanto por su menú degustación al que añado un plato más de pescado, todo el día en ayunas me tiene con un agujero grande en el estómago.

Comienzo por un aperitivo a base de una bolita de queso empanada sobre una mermelada de cebolla.

IMG_3166

Hablar de un belga sin su chocolate es como hacerlo de un asturiano sin su sidra y Lucas nos sorprende con un foie con cacao, sirope de pera y compota de manzana.

IMG_3178

IMG_3176

Turno del salteado de boletus con espuma de patata y huevo poché. Tanto me gustó que he tardado poco en hacer mi propia versión de la que os haré partícipes en el futuro.

IMG_3179

IMG_3184

Seguimos con un bogavante sobre crema de mango. Muy suave, refrescante y contrastado.

IMG_3187

IMG_3189

Aquí introducimos el añadido del atún rojo con crema de apio, fruta de la pasión, tomate y curry. Se sirve a modo de tataki con su sésamo pero sin marinar. Una buena ración, del tamaño de las servidas en carta. Ante la cantidad de platos me ofrecieron la versión degustación pero opté por la completa para testar el tamaño normal de las raciones.

IMG_3199

IMG_3202

Pasamos a la carne con un sabroso lomo de ciervo con una salsa de vino del país y puré de papas al tomillo.

IMG_3196

IMG_3197

Cerraría el menú con un postre muy poco visual pero muy rico, un vaso con tocinillo de cielo en base cubierto con una espuma de yogur.

IMG_3207

Al igual que sucedió en Sucás resultó una cena magnifica, sabía que no podía fallar. Acudir al cuartel general era sinónimo de garantía y pude comprobar que la labor realizada en el sur tiene la misma base de excelencia que su progenitor.

Sucás – Hotel Baobab Suites  C/Roques del Salmor, 5 (Costa Adeje)  Tlf: 922 719 937

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s