Restaurante El Campanu


IMG_1357

Restaurante El Campanu – Paseo de la República, s/n – Llanes  Tlf: 985 401 021

El primer matiz que debemos de hacer va relacionado con el nombre. No suelo mencionar en los títulos si se trata de un restaurante, sidrería, bar, hamburguesería…etc., pero en este caso es necesario, ya que no podemos confundirlo con la sidrería-marisquería El Campanu de sus tres ubicaciones en Ribadesella, Cangas de Onis y Oviedo.

Hoy nos encontramos en Llanes y aunque el pasado fin de semana compartí con vosotros las fotos por Facebook, voy a dejar constancia de la visita como Dios manda.

Es cierto que a la hora de comer había estado por Ridadesella dando buena cuenta de unos arroces que quitan el hipo y que mi moderación brilló por su ausencia. El estomago no estaba para muchos trotes e incluso pensé en saltarme la cena, pero como quiera que mis amigos no se habían sobrado tanto acabamos cenando en plan picoteo.

Aunque no haga falta remontarse a 1962 como en la foto cedida por Llanes a la Vista, aún tengo recuerdos de cómo era Llanes hace 40 años, y supongo que como muchos otros lugares ha cambiado para bien, aunque lugares emblemáticos como el Teatro Benavente hayan desaparecido.

Teatro_Benavente_nevau

Ambos margenes del puerto se han revitalizado y en ellos, separados por el puente, florecen abundantes negocios hosteleros que avituallan al cada día más masificado turismo de la hermosa villa del Oriente.

IMG_1359

IMG_1225

A la izquierda de donde antiguamente estaba el teatro, atraídos por una buena temperatura conseguimos ubicarnos en la terraza donde fuimos servidos por una simpática camarera de origen sudamericano. Puede que esta información os sobre pero quisiera hacer una breve reflexión de la desprofesionalización del camarero.

Indudablemente que es una profesión dura, pero de unos años acá quizás el desinterés de la juventud ha hecho que en la hostelería se este perdiendo cierta esencia. Que conste que son gente de lo más amable y servicial y muestran un interés del que muchos autóctonos deberían aprender, pero aún me sigue chocando verlos escanciando sidra (son muy buenos, ganan campeonatos sin despeinarse) e incluso disfrazados con el traje regional.

Puede que me haya ido por los cerros de Úbeda para no hablar mucho de una comida que no entusiasmo. Vale que no pedimos ni pescado ni carne y puede que me equivoque y lo borden, pero a los hechos me remito y lo degustado se quedaría en un aprobado ramplón.

Creo que no se queda en una apreciación personal, he leído a otra gente y amistades que han conocido lo que fue Llanes, confirman que con la llegada del turismo en masa los estándares de calidad han bajado, las raciones han ido disminuyendo inversamente proporcional a lo que lo han hecho los precios.

Anchoas, croquetas de pollo y jamón, parrochas hormonadas y una cecina con queso de cabra en la que no pintaba nada el chorretón de balsámico fue suficiente para salir del paso.

IMG_1229

IMG_1231

IMG_1232

IMG_1233

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s