El Timón de Roche


El Timón de Roche – Urb Roche Avda. Inglaterra s/n  – Conil    Tlf: 956 446 232

Por muy bien que manejes el timón y los vientos te sean favorables, hay veces que los imponderables de una tormenta perfecta pueden hacer que pierdas el rumbo. Lo que había comenzado como una jornada relajada y divertida por las playas de Conil, acabó truncándose con la triste noticia de un fallecimiento y un inesperado e indeseado viaje a Elche.

Así se plantearon los momentos previos a la visita de este privilegiado restaurante en la Cala Encendida, sito a 6kms de Conil. Recomendado por unos amigos, además de su comida nos habían insistido en tomarnos una copa, algo a lo que tuvimos que renunciar, ya bastante que pudimos comer sin atragantarnos con la terrible noticia.

Si os acercáis a la cena, es condición sine qua non hacerlo antes de que el sol se ponga, lo que en un mes de septiembre te convierte en un auténtico guiri sentándote a cenar a las 20:30, como se nota que los días se acortan.

La ambientación del restaurante, ya desde la entrada de su jardín, resulta muy marinera. Nos reciben dos piratas, uno de ellos guarda con celo una nutrida bodega y otro luce lustroso junto a un cañón mientras en lo alto comprueba con el catalejo el estado de la mar.

En el interior brillan las maderas de caoba que decoran suelos y una barra. Numerosos elementos marinos salpican la sala principal en cuyo techo luce una gran rosa de los vientos.

Cubierto por una gran jaima nos ubican en la proa, una de esas mesas privilegiadas en primera línea desde donde contemplar la majestuosa puesta de sol mientras los bañistas más rezagados aprovechan un último chapuzón.

Aprovechando y salvando mediante escaleras la orografía escarpada, disponen de varios comedores banqueados a diferentes niveles, todos siguen la misma decoración y tal parece que nos encontramos en La Perla Negra, desde la bodega hasta los camarotes, pasando por la cubierta.

Ante la pregunta del millón en cuanto a la oferta de cervezas artesanas, la respuesta fue perfecta en un lugar como este. Disponen de la valenciana Er Boqueron, elaborada con agua de mar.

Fuera de carta y como entrante, nos animamos con unos sabrosísimos pulpitos fritos.

Uno de mis mariscos fetiche son los carabineros. Ante la pregunta de si cocidos o plancha creo que la duda ofende, algo tan exquisito nunca debería cocerse. Eso si, por grande que sea el tamaño, no recomiendo abrirlos a la mitad, nos perderíamos todos los jugos de la cabeza.

Como platos principales nos inclinamos por el ceviche de atún. Aunque estaba sabroso, creo que en el plato hay un exceso de emulsiones y aditamentos que enmascaran el marinado del atún, la de lima, de AOVE, un wasabi, las huevas, la piel de naranja…etc.

Lo que en el anterior resulta excesivo, en los dados de atún marinado con toque picante, mango y ajo blanco de coco, el salserío combina mucho mejor porque ayuda a equilibrar los sabores y en su conjunto lo hace muy sabroso. Del mango me sobraba la piel, se hace incomodo tener que pelarlos.

Ante un día torcido, hasta las fotos no salieron según lo esperado. Con la cabeza puesta en los 1.300kms del día siguiente, espero poder volver a repetir en una situación más festiva porque esta es sólo una pequeña muestra de todo lo bueno que El Timón de Roche ofrece al comensal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s