Noodles con Langostinos, Alcachofas, Bimi y Portobello


Me estoy planteando si abrir una nueva sección en el blog, que se llame Tu Pides, Yo Proveo. Básicamente esta ha sido la gestación del plato que hoy os muestro, porque cuando te envían una foto y te dicen “lo quiero” y está fácilmente a tu alcance, no existe otra respuesta más que “tranquila, vas a probar los mejores noodles de tu vida”.

Tampoco es que me pidiese algo difícil, en la foto eran unos simples noodles con verduras, muy mejorables. En cuanto a la estética, al ser un plato muy colorido, no había mucho margen de maniobra para la mejora, pero respecto a los sabores, sin haberlos probado sabía que los míos sobresaldrían, aunque sólo sea por todas las salsas y especias que acumulo.

La elaboración se suele hacer en un wok y aunque este ha sido el recipiente utilizado, dista mucho de las preparaciones de los asiáticos. A tal fin necesitaría unos fogones de gas y un diseño específico que da cabida a la peculiar forma del recipiente con el que efectuar los animados movimientos de salteado. Bien es cierto que a pesar de ser usado en inducción, el recipiente coge temperatura muy rápidamente.

Podríamos pensar que al añadir los langostinos jugaba a caballo ganador, correcto, siempre son muy agradecidos, pero al resto de verduras y salsas no podemos mirarlos por debajo del hombro.

Unas alcachofas naturales, una de las super verduras como el bimi, unos hongos como los Portobello y los Droplets concentrados de cardamomo y jengibre de Javier de Las Muelas, junto con el resto de verduras y salsas tienen tanta entidad como unos langostinos.

La cocina asiática guarda muchos secretos, pero con el tiempo se aprende a descubrirlos e incluso podemos aplicar técnicas usadas en nuestros arroces mediterráneos. Extraer todo el jugo de las cabezas de los langostinos ha sido sin duda uno de los grandes valores del plato.

Otro de los secretos cuando hagáis platos con verduras, es hacerlas por separado, respetad sus cocciones y aunque al final se integre todo en el mismo plato cada ingrediente sabrá por separado a su sabor.

Aquí tenéis la vídeoreceta, que como siempre os recomiendo complementar con las instrucciones escritas.

Ingredientes:

200grs de noodles de trigo al huevo, 15 langostinos, 6 alcachofas, 100grs de hongos Portobello, 3 pimientos tricolor, 1 cebolla morada, 100grs de bimi, cilantro, 1 huevo, 1 zanahoria, Droplets de cardamomo y jengibre (sustituir por sus versiones naturales si no os podéis hacer con ellos), 7cl de soja, 3cl de yuzu, 3cl de sweet chili, 2cl de salsa de pescado y aceite de girasol.

Lo primero que haremos es pelar los langostinos, limpiamos el intestino, reservamos y las cabezas las ponemos a cocer con dos dedos de agua. Cuando lleven un par de minutos hirviendo las retiramos del fuego y machacamos para extraerle toda la esencia, colamos y reservamos.

Mientras tanto retiramos los tallos de los Portobello, limpiamos de restos de tierra con un pincel o trapo humedo, cortamos en cuartos  y salteamos en una sartén con un poco de aceite hasta que pierdan parte se su agua y doren, han de reducirse a la mitad del tamaño.

Un paso creo que muy importante, es hacer nuestras verduras al vapor, obviar sumergirlas en agua, la diferencia es bien grande en cuanto al mantenimiento de sus propiedades. Si no tenéis una vaporera china podéis hacerlas en un colador suspendido en una cacerola, tapándola.

Pelamos las alcachofas retirando el 75% de sus hojas, torneamos el tallo y cortamos las puntas para quedarnos solamente con los corazones. Pelamos la zanahoria y del bimi retiramos alguna hojita y cortamos la puntita del tallo. En una cacerola con abundante agua, colocamos la vaporera con las verduras que más tardan en el nivel inferior.

En 3-4 minutos el bimi ya está hecho con la cocción crocante deseada, retiramos a un bowl con agua helada para cortar la cocción. Haremos lo mismo con las alcachofas y zanahoria cuando estén listas tras unos 10-15 minutos. Cortamos las primeras en cuartos y la zanahoria en rodajas gruesas y reservamos.

Durante este tiempo aprovechamos para pelar la cebolla y trocearla en piezas grandes. Con los pimientos retiramos la semillas, desvenamos y cortamos en tiras y luego a la mitad. En una sartén con un poco de aceite salteamos hasta que doren un poco, después la tapamos para que suden y se sigan haciendo hasta un punto crocante, sin que queden blandengues.

Cocemos los noodles en abundante agua con un poco de sal, en sólo 5 minutos desde que empiece a hervir están listos, colamos y lavamos con agua fría para cortar la cocción. Escurrimos y reservamos.

Ahora empezamos a usar el wok. Con un poco de aceite de girasol salteamos brevemente los langostinos a fuego vivo, les ponemos una pizca de sal y unas gotas de cardamomo, tras 1 minuto añadimos las verduras y mezclamos bien.

Ahora toca añadir los noodles sobre los que echaremos unas gotas de jengibre, el sweet chili, la salsa de pescado y el yuzu, mezclamos muy bien. Rematamos añadiendo la soja y 3 cucharadas del concentrado de las cabezas, mezclamos, añadimos el huevo removiendo enérgicamente y tras 1 minuto más a fuego fuerte, retiramos para emplatar.

Creo que para este tipo de elaboraciones no hay otra manera de emplatar que no sea en un bowl, así que añadimos un poco de cilantro y servimos. ¿Habéis visto comer a un asiático noodles?, son muy diestros con los palillos, pero habitualmente se acercan a la boca los bowl para ayudarse en la tarea, a mi me maravillan y soy de los que siempre los uso, con un tenedor estos platos no me divierten.

Qué, ¿cómo estaban?, tan solo os digo que pareció una comida de mudos, exceptuando sonidos guturales muy sugerentes. Reto conseguido.

Anuncios

7 comentarios en “Noodles con Langostinos, Alcachofas, Bimi y Portobello

  1. Voto por esa seccion!!!! yo ya tengo una peticion…..Que pinta el plato. Yo al wok no le cojo el secreto…no se si es porque era de mala calidad o que, pero me pegaba todo y acabe desistiendo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues pide, que se te antoja, a ver si se hacerlo.
      Es que no creo que haya mucho particular por ahi con un wok de verdad, fogon de gas y la rejilla es mas ancha para que entre la “sarten” concava. Prueba a hacer los ingredientes por separado y aunque sea en sarten normal el resultado no debe diferir mucho.

      Me gusta

      1. a ver a ver, te cuento….en Shanghai hacen unos dim sum tipicos de alli, que tienen ademas de distintos rellenos como los normales…sopa dentro. Y para comerlos los pones encima de la cuchara , los pinchas con el palilo, sorbes la sopa y luego engulles el dumpling. Mi hija y yo estabamos enviciadas….y aqui no los encontramos….Aceptas el reto? LOL

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s