La Fustariega


La Fustariega – Ctra. de Avilés – Cabo de Peñas  –  Verdicio  Tlf: 985 878 103

Como asiduo visitante a las playas de Verdicio, La Fustariega, ubicada en un pequeño alto, a 9 kms de Luanco, es una de esas sidrerías que no pasan desapercibidas, su especial visibilidad en la carretera que desemboca en el Cabo Peñas convierte su parking  e instalaciones en parada obligatoria ya sea para tomarse una refrescante botella de sidra tras una jornada playera o alejarse de la arena y comer como señores.

Aunque este año ha perdido la distinción Bib Gourmand, este negocio familiar que lleva desde 1998 creciendo sobre los cimientos de apasionados que no tenían vinculación hostelera, sigue siendo uno de esos lugares donde se come bien a precio contenido.

Realizan una cocina tradicional asturiana donde el tratamiento de una buena materia prima nos permite comer pescados y mariscos con buenos puntos de cocción sin olvidarnos del tapeo con el que iniciaron el negocio.

Las instalaciones son muy amplias y su gran parking y zonas ajardinadas nos permiten comer disfrutando de las generosas vistas que ofrece el Mar Cantábrico. Lo que antiguamente era una vieja cuadra se distribuye en tres comedores, el principal, el de la sidrería donde al frente destaca una gran barra alberga 23 mesas tradicionales, los otros dos de 6 y 9 mesas, son más íntimos y por decirlo de alguna manera, nobles, donde poder comer a la carta en mesas vestidas con manteles.

La decoración abunda en elementos rústicos tradicionales del campo, desde garabatos hasta yugos, suelos cerámicos, piedra natural y ladrillo cara vista es la imagen que os encontrareis al atravesar una entrada que simula un hórreo.

Mi artículo se corresponde con la última visita de hace un año, ya iba siendo hora!! pero hay veces que se me quedan en el tintero. Por aquel entonces visitaba a una amiga en el mercadillo de Las Dunas, no había día de playa así que nos acercamos a La Fustariega y tuvimos suerte, conseguimos reservar una mesa en el jardín, el mejor sitio para que los niños pudiesen esparcer.

La comida fue de picoteo, de esas para compartir y por supuesto no pudo faltar el cachopo, un plato que por el concejo de Gozón es un clásico existiendo unos cuantos templos cachopistas, alguno como La Figal ya desaparecido me trae muy buenos recuerdos de juventud así como El Rexidor y Casa Paquín.

Comenzamos con una longaniza de Avilés, unas croquetas variadas de jamón, oricio y centollo, patatas tres salsas, unos buenos calamares y rematamos con el cachopo y hamburguesa para los niños.

De postre una buena tabla de quesos y dos tartas bastante ricas.

La verdad que con estos elementos de juicio no puedo valorar en profundidad la cocina de La Fustariega, me faltan sus platos destacados de cuchara como les fabes o el repollo con almejas y cualquiera de sus pescados, mariscos o carnes rojas.

En plan picoteo todo es muy correcto y me quedo con la abundancia de la longaniza, los buenos calamares y la jugosidad del cachopo además del buen servicio y trato recibido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s