Casa Fran


Casa Fran – Avda. Conde de Stª Barbara, 37 –  Lugones    Tlf: 985 260 074

Por concentración, la zona Centro de Asturias es la que alberga mayor cantidad de llagares, ya sean en Gijón, Villaviciosa, Nava o Siero. Muchos de estos lugares donde se elabora la sidra natural asturiana, además son restaurantes donde podemos disfrutar in situ de bebida y gastronomía de tradiciones arraigadas.

Otros llagares no cuentan con servicio permanente de restaurante, pero si ofrecen la posibilidad de celebrar espichas. El termino proviene de “espichar” abrir un tonel o pipa, y escanciar directamente desde él, donde se juntarán grupos numerosos que beben sin control y acompañan de menús cerrados de una cocina de picoteo, de pié.

En Siero existen unos cuantos referentes que ofrecen estas modalidades, entre ellos La Morena, el Llagar de Quelo, Fanjul, Juanin y Casa Fran.

En este año que se cumple su centenario, situado a las afueras de Lugones, por las AS-17 dirección Avilés, no tiene pérdida. A mano izquierda entráis en un recinto con un amplio aparcamiento. Han estado de obras y ahora la terraza es mucho más aprovechable en días soleados.

En el interior de la casona se distinguen dos zonas, una más pequeña con la configuración de chigre de toda la vida, con su chimenea y ambiente más recogido. En la parte de atrás un gran comedor presidido por dos grandes toneles, mucha altura, paredes de piedra y mesas de madera clásicas.

Casa Fran tiene su propia sidra, la normal y la Denominación de Origen, no vayáis a meter la pata y pedir una botella de Foncueva o Zapatero.

La carta es lo suficientemente amplia como para tardar en decidirse, además tienen una pizarra con fueras de carta.

Si hay un entrante que disfruto mucho mientras llegan los restantes, esos son los chorizos a la sidra, que sirven para hacer tiempo y asentar el estomago con las primeras botellas.

Croquetas caseras con leche fresca. Parece mentira que se especifique la procedencia de la leche, pero esto hoy en día es un lujo y ciertamente tienen un sabor diferente.

Tortilla de patata. Ni fina, ni gruesa, con un cuajado tirando a hecha, está muy buena.

Ensalada de tomate y cebolla. La cebolla estaba debajo del tomate y con una buena calidad de tomate, poco más se le puede pedir a un plato tan simple como maltratado.

Calamares frescos fritos. Un capricho personal, estando en las previas en el chigre me vino un olor que ya indicaba que los calamares serían buenos.

Parrochas con jamón. Deliciosas, frescas, bien fritas, sin exceso de aceite.

Pollo al ajillo. Crujiente, jugoso y equilibrado de ajo.

Hígado de ternera al ajillo con patatas fritas. Había bastante expectación pero al final, por unanimidad, nos pareció que estaba demasiado hecho.

Entrecot de buey con patatas fritas y pimientos confitados. Ya, ya se que no es buey, nadie me ha engañado, porque cobrando 20€ es suficiente razón para que lo supiese al pedirlo. Lo importante, ¿estaba buena la vaca vieja?, pues si, extraordinaria con el punto clavao.

De postre un solitario arroz con leche, con canela. Muy cremoso, supongo que esta hecho con la misma leche fresca de las croquetas, pero demasiado caliente.

Supongo que tendré más oportunidades de ir antes de que lleguen los días de calor, pero ya estoy deseando acercarme tras una jornada de playa y disfrutar de esa terraza hasta más allá de la media noche.

Anuncios

2 comentarios en “Casa Fran

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.