Gnocchi de Tinta


IMG_6242

Os doy toda la razón del mundo antes de que sigáis leyendo, esto que tenéis en la pantalla del ordenador se parece más a las bolitas que os encontráis por el campo donde pastorean las cabras. No tienen una forma bonita, las estrías no me salían bien, iba con prisa y encima el negro no ayuda mucho.

Nunca había comido y mucho menos preparado este invento, si existe la pasta fresca y el arroz ¿que sentido tiene unos gnocchi?. Sinceramente no creo que me hayan salido mal, solo que no les encuentro el punto, no me aportan, no toman el sabor del aliño y eso que opte por una versión poco corriente haciéndolos con tinta.

Fui más allá e incluso la cocción la hice en un caldo dashi, pero ni con esas han logrado entusiasmarme. Puede que a vosotros os parezcan la quinta esencia y por ello los cociné, uno no siempre debe hacer lo que le gusta, ha de pensar en los demás.

La idea original de hacer gnocchi iba por otros derroteros con un plato que no desvelaré, ahí sigue en mente y preparé una versión al uso.

Las grandes diferencias que pueden existir respecto a otros, es que durante el amasado incluí la tinta de una magnifica sepia de potera, componente del plato elaborado que en breve disfrutareis. Y la cocción esta hecha en ese caldo dashi que os comenté, resultado de cocer unas algas kombu y unas escamas de atún deshidratadas llamadas katsuobushi.

Ingredientes:

IMG_6016

3 patatas medianas, 1 taza de harina, 1 huevo, tinta de calamar/sepia, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta y nuez moscada.

Pelamos las patatas y cortamos en trozos no muy grandes, cocemos en abundante agua donde a partir de la ebullición añadiremos la sal. Una vez cocida escurrimos y pasamos a un bowl.

Ñoquis Tinta

Para machacarlas utilice un mazo para caipirihnas, añadimos la tinta y mezclamos. Incorporamos el huevo y seguimos mezclando, turno de verter la taza de harina, especiar con la sal, pimienta y nuez moscada. Seguimos mezclando y le ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra, seguimos hasta obtener una bola consistente que no se nos pegue a las manos. La dejamos reposar 10 minutos.

Ñoquis Tinta1

Esparcimos por una encimera limpia (obvio, pero importante recordar) un poco de harina y tomamos unas pelotas que sería como la mitad de una bola de tenis, amasamos y estiramos haciendo unos churros del tamaño de un dedo y después con un cuchillo iremos separando porciones del tamaño de una falange.

Ñoquis Tinta2

Les damos forma, a mi me salieron estos supositorios y si queréis darles el toque estriado profesional os ayudáis de una esterilla para sushi. Cocemos en agua normal o en mi caso el caldo dashi, estarán listos cuando floten un pelín más. Sacamos y ponemos sobre papel absorbente.

A partir de aquí podéis mezclar con la salsa que más os apetezca.

Anuncios

5 comentarios en “Gnocchi de Tinta

  1. jajaj me he reído mucho leyendo la receta, yo los suelo hacer de vez en cuando, sin tinta, y si que me gustan pero por supuesto por la salsa que les añado, porque en si mismos los gnocchis así solo, como tu dices no me aportan mucho.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s