Barolaya


Barolaya

Barolaya – C/ Fuente Les Xanes, 1-3 – Mieres    Tlf: 985 461 787

Hoy, sin adentrarme en la mina os traigo un barrenazo de esos que ponen a prueba los estómagos, aquí hay mucho que picar y se puede hacer muy duro acabar, sin pasar por Silicosis, porque os faltará el aire si no sois gente curtida de las Cuencas.

Aunque no tengáis ni perro ni cadena (dicho popular) en Mieres seréis bien recibidos. A escasos 10 minutos de Oviedo se plantea como una estupenda opción si lo vuestro es la folixia gastronómica, numerosos chigres de tradición sidrera y restaurantes que reflejan el carácter de los mierenses y por ende del asturiano, son grandones.

Con un pasado reciente donde la minería era el motor, a la hora del papeo se necesitaba contundencia y esa herencia aún perdura. Quien le iba a decir al chef José Andrés cuando andaba de sidras por Requejo que acabaría siendo una de las personas más influyentes del mundo y se codearía con lo más granado de la sociedad americana.

Cuando me acerco a Mieres, tengo un embajador de lujo, mi amigo Luis. Su familia regenta la Confitería Marian & Su-Pan, toda una institución y grandes conocedores del sector hostelero.

Si no se conoce, lo mejor es dejarse guiar por los lugareños y cuando me dijo que íbamos al Barolaya sabía de antemano que sería una gran elección. Si además te tratan con el cariño que a él y su familia le profesan, tan sólo quedaba sentarse a disfrutar del festival.

Barolaya

Situado en una calle peatonal su terraza invita a tomarse unas botellas de sidra, concretamente la de Castañón. En el interior la decoración es la característica de una sidrería y esta destaca por una barra de bar atechada por una estructura que simula un hórreo.

Comenzamos con un poco de jamón, además de estar muy rico, estaba cortado a la perfección, algo que me sorprendió bastante.

jamón

jamón

Tener su propia cetarea ya nos invita a probar el marisco y la verdad, los tamaños XL de todo lo degustado me dejaron con la boca abierta.

Berberechos

Berberechos

Berberechos

Berberechos a la sartén, con un refrito de ajitos y unas almejas a la marinera hicieron que calentáramos los dedos con el chupeteo y los inevitables barquitos.

Almejas_marinera

Almejas_marinera

Almejas_marinera

Turno de “eso”, ¿gambón?, ¿langostino?, ¿una especie transgénica?, ¿animales salidos del fondo abisal?, ¿el hermano pequeño de un bogavante?. Ojiplático me quedé con el amiguito a la plancha.

langostino

langostino

langostino

Llega el plato fuerte, menuda ironía porque ya me había levantado a fumar y de paso hacer hueco paseándome. Menudo arroz con carabineros, fue verlo y sentirme sobrepasado, sabía que los allí presentes no podríamos acabarlo y mira que le puse empeño, dedicación y ni con esas.

Arroz_con_carabineros

El gusto del arroz era muy potente, cada grano no podía saber más a mar. El arroz estaba en su punto de dureza cuando llegó, pero ante tanta cantidad y el tiempo empleado acabó recociendo un poco. Aunque no se vea, también había bichos por dentro, ese día rebajé un milímetro la yema de los dedos de tanto chuparlos.

Arroz_con_carabineros

Arroz_con_carabineros

No se si por mimetizarnos o por inconsciencia, además acabamos compartiendo una tarta de la abuela. Estuve en un tris de dejar el coche aparcado y volverme en tren.

tarta_abuela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s