Crema de Espárragos


Cualquier tipo de crema resulta un entrante perfecto para entrar en calor o refrescar, las tenemos calientes o frías, aunque mis favoritas son las primeras.

Suele ser habitual utilizar patata o natas para espesar y obtener una buena textura, podéis llamarme rarito pero no soy partidario de estas tácticas, por qué añadir una patata cuando se puede obtener la misma textura sin mezclar muchos mas ingredientes, y en el caso de la nata añadir grasas innecesarias.

Esta crema o cualquier elaboración hecha con espárragos blancos será sustancialmente mejor si la podemos hacer con producto fresco. La temporada del espárrago es muy limitada y si nos gusta su sabor, no queda otra que utilizar los que vienen en conserva.

Los espárragos suelen consumirse en frío, con mayonesa o vinagretas, sin embargo para extraer todos los aromas y virtudes, os recomiendo consumirlos templados o calientes, por ello esta crema resulta tan deliciosa.

Me permito recordaros la receta de este verano con espárragos naturales con bechamel, no me puedo quitar de la cabeza aquel sabor tan diferente al de los de conserva.

Esta crema forma parte de otra receta más compleja y por ello tiene el toque novedoso del regaliz. Se que os resultará muy llamativa la combinación, os animo a probarla, abrir vuestra mente y olvidar prejuicios relacionados con el regaliz.

Para acompañar la crema siempre van bien unos torreznos de pan, y además he añadido para dar volumen, un crujiente de parmesano.

Ingredientes:

500grs de espárrago blanco, 1 puerro, 1 cebolleta, caldo de pollo, 1 palo de regaliz, AOVE, sal, pimienta negra, torreznos de pan y queso parmesano.

Primeramente pelamos y cortamos el puerro y la cebolleta en una fina brunoise, pochamos en un poco de aceite. Cuando esté transparente añadimos el polvo de regaliz que habremos obtenido del rallado de la raíz, mezclamos y seguimos pochando.

Cortamos los espárragos en varios trozos y conservamos parte del agua. Añadimos a la cacerola con el agua y cubrimos con un caldo de pollo. Dejamos que reduzca a fuego medio durante unos 15 minutos.

Trituramos, pasamos por un colador fino para eliminar cualquier resto de fibras, salpimentamos y reservamos caliente.

En una sartén que tenga el teflón en buenas condiciones rallamos el queso parmesano tratando de formar un círculo, a fuego medio veremos como poco a poco se funde y dora, con una espátula retiramos y dejamos enfriar.

Servimos la crema en un cuenco, adornamos con el pan y el crujiente, servir rápidamente porque con el calor el queso se derrite.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s