Pollo en Cocotte con Frutos Rojos



Pollo en Cocotte con Frutos Rojos

Supongo que como a muchos niños, el pollo asado es uno de esos platos que empezamos a amar desde la tierna infancia. Mis primeros recuerdos provienen de unos veraneos en Benidorm, muchos restaurantes servían el pollo entero o medio con patatas dentro de sus menús playeros y yo era adicto pese a que “como siempre” los camareros desconfiaran de mis capacidades.

Allá por los años 70 se pusieron muy de moda las pollerías, el mecanizado de aquellas rostizadoras era totalmente hipnótico y ver como escurrían la grasilla, los cuidados con el continuo salseado, el color dorado que iban cogiendo, hizo que una España gris poco a poco fuese cogiendo color y se pudiera permitir comprar uno para esos domingos en familia.

Aquello caló tan hondo que una de las cosas primordiales que nuestros padres buscaban en la compra del nuevo horno, era la función rostizadora con aquel pincho que giraba, pero esta vez en nuestras cocinas. Con los años, la moda cayó en el olvido y pocas son las pollerías que se mantienen vivas, ahora todo es más healthy y lo que prima son las bandejas con los filetes de pechuga ya cortados.

Pollo en Cocotte con Frutos Rojos

Aunque aún no se había decretado el Estado de Alarma, la gente se volvió loca comprando papel higiénico, devastando las estanterías de sal y pasta y por supuesto en la carnicería comprando pechugas como si no hubiese un mañana. Sorprendentemente los pollos enteros ahí estaban postergados como leprosos, la gente en general es muy, muy vaga o perezosa, porque si pensáramos un poco, la pieza entera resulta más económica, además de poder disfrutar de las pechugas tenemos los muslos, contra muslos, alitas y la nada desdeñable carcasa para hacer un caldo.

Con las mismas me llevé un pollo para hacer en mi nueva cocotte de Le Creuset. Esta cacerola de hierro fundido, que pesa un quintal, una vez tapada confiere una jugosidad extra a los alimentos y he de reconocer que cocina de manera diferente, tarda en coger calor pero una vez alcanzada la temperatura la mantiene uniformemente.

Exceptuando el tiempo de horno, la receta se hace en un santiamén y cuando visionéis el vídeo veréis que no hay excusa para no hacerlo. Ya que estamos usando una cocotte francesa le damos un toque de mostaza de dijón aunque también podríamos americanizarlo con una salsa barbacoa. Además de las verduras y patatas gajo que añadimos, quise darle un toque diferente con los frutos rojos que tenía en el congelador, las frambuesas de mi huerto urbano y los arándanos ecológicos de mi amigo Toño, de Arándanos La Peña.

Respecto a los líquidos con los que hidrataremos nuestro pollo, combinamos el vino blanco con un brandy de Jerez y un caldo de verduras y codillo que tenía congelado de otra receta. Lo que más me gusta de los pollos asados, ya sean hechos en casa o comprados, es el gran rendimiento que ofrecen. Para mi solo lo divido de la siguiente manera: las zancas y las alitas junto con la piel crocante en la primera sentada, luego saco las pechugas y las desmenuzo para hacer no menos de ocho sandwiches en los que mezclo con una Ensalada Coleslaw y dependiendo del humor, la carcasa la aplico con parte de la salsa para hacer un caldo.

Ingredientes:

Pollo en Cocotte con Frutos Rojos

1 pollo entero, 2 zanahorias, 3 dientes de ajo, 2 patatas medianas, 1 cebolla, 50grs de mostaza de Dijon, 50grs de frambuesas, 50grs de arándanos, 150ml de vino blanco, 150ml de brandy, 100ml de caldo de carne o verduras, sal, pimienta y AOVE.

El primer paso será pelar y cortar nuestras verduras. Por un lado dejamos los dientes de ajo enteros y los machacaremos con la palma de la mano; las zanahorias las cortamos en trozos gruesos; la cebolla en cuartos y las patatas las haremos en gajos (ver explicación en el vídeo).

Pollo en Cocotte con Frutos Rojos

A continuación bridaremos el pollo de una forma muy sencilla, desde la cola amarraremos las dos patas con un nudo sencillo y por delante haremos lo mismo con las alitas. Salpimentamos muy bien masajeando el pollo y en la cocotte con unas tres cucharadas de AOVE doraremos el pollo por todos sus lados, lo sacamos y reservamos.

En el mismo aceite y grasa que han quedado en la cocotte, primero ponemos el ajo durante 15 segundos, luego le añadimos la cebolla, zanahoria y patatas para rehogar unos tres minutos hasta que se doren un poco. Turno de los líquidos, ponemos el vino blanco y el brandy, que evapore un minuto y luego ponemos el caldo.

Pollo en Cocotte con Frutos Rojos

Mientras habremos pincelado por todas partes el pollo con la mostaza que meteremos una vez añadidos todos los líquidos, ponemos los frutos rojos y tapamos la cocotte, que meteremos en un horno precalentado a 140º durante hora y media. Cinco minutos antes de que termine el tiempo retiramos la tapa y ponemos la función gratinadora por cinco minutos hasta que quede bien dorado. Serviremos en la mesa con la cocotte para que aguante el calor.

Pollo en Cocotte con Frutos Rojos

Categorías:DEL CAMPO, PRINCIPALES, RECETASEtiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: