Fuente La Lloba


img_2683

Fuente La Lloba – Huentes, AS-258 Piloña  Tlf: 686 376 805

Para la celebración del Día de Asturias en los dos últimos años había escogido Galicia para celebrarlo, dos grandes como El Culler de Pau y Casa Solla. Este año abandoné las tierras gallegas y me trasladé a Japón pero sin salir de Asturias, ¿como es eso posible?, fácil, viajando a Huentes en el concejo de Piloña y visitando Fuente La Lloba.

Os preguntareis como a un enamorado de la cocina asiática le puede haber pasado desapercibido este restaurante hasta el día de hoy. Por supuesto que lo tenía controlado pero los plazos de espera y yo no nos llevamos nada bien, soy caprichoso por naturaleza y cuando se me mete algo en la cabeza lo quiero, ya!.

Seis mesas dan para bien poco y por eso los plazos se alargan, nada de doblar mesas, buscamos un ambiente zen y que no te apuren en el deleite es fundamental. Por si fuera poco tan sólo tienen servicio de comidas y los lunes cierran, así que haber conseguido mesa con menos de 24 horas de espera, fue toda una lotería.

El otoño venía empujando al verano y ese día no se pudo disfrutar de toda la belleza paisajista del entorno pero nos recuerda que estamos en Asturias y esas vistas con la neblina de fondo son seña de identidad de nuestras montañas y pastos.

fuente-la-lloba-collage

Olvidaros de la modernidad japonesa, no hay lugar para el tren bala, para llegar será como hacerlo en jinrikisha (carro de dos ruedas tirado por una persona). Una carretera muy asturiana con infinidad de curvas que une Colunga con las cercanías de Infiesto AS-258 será vuestra compañera durante 14kms desde cualquiera de las direcciones que provengais. Ya en Huentes, a unos 300mts por una pronunciada subida hallareis vuestro particular tengoku (paraíso).

Una casona asturiana de dos plantas que parece suspendida sobre el valle, nos da la bienvenida con su fusión japo-astur, un hórreo, pórtico, puente y  jardín japones enmarcan este coqueto y encantador viaje al Oriente.

Dos mesas y un tatami se encuentran en la entrada de grandes cristaleras, un lugar ideal para fusionarse con el paisaje. En el interior dos estancias separadas dan cabida a otras tres mesas, ambiente rústico con infinidad de toques nipones que complementan la experiencia y nos acerca a sus tradiciones, persianas de bambú, un kimono, lamparas de papel…etc

fuente-la-lloba-collage1

Keiichi Kakuta y Eduardo Jiménez son los responsables de cocina y sala, un tandem que transmite serenidad y un trato muy afable y exquisito. Ambos ejercen de perfectos anfitriones y nos sentimos como invitados de su casa.

Si no sois avezados consumidores de este tipo de comida, no os preocupéis, aquí no tendréis problemas en saber que pedir. Un único menú degustación os llevará por un recorrido de seis platos y un postre, donde podréis probar la mayoría de clásicos de este tipo de cocina.

Para beber, nada mejor que la suave Asahi o si sois más valientes siempre podéis maridar con un sake pero recordad que el camino de vuelta va con curvas y sería una pena acabar revuelto tras la gran experiencia.

img_2714

Comenzamos con la inevitable y deseada sopa miso para entrar en calor y asentar el estómago.

img_2718

Una ensalada de alga wakame con salsa goma dare (salsa de sésamo) de la que pronto espero aportaros receta.

img_2720

img_2723

La tempura está perfectamente ejecutada, crujiente y sin excesos de grasa. Seta shitake, pimiento, cebolla, berenjena, alga, langostino, espárrago y calabacín son los diversos elementos que la componen.

img_2725

img_2733

Tataki de atún para continuar.

img_2735

img_2738

img_2746

Seguimos con unas tsukune (albondigas) servidas con salsa teriyaki a modo de yakitori (brocheta) y su shichimi togarashi, por si queremos darle un toque picante.

img_2747

img_2753

Turno del sushi, seis piezas, a saber: 4 niguiris (langostino, salmón, caballa y quisquilla) 2 gunkan maki (tartar de atún y caviar de salmón ahumado). Acompañado de su salsa de soja y wasabi, eché en falta en jengibre para limpiar el paladar.

img_2758

img_7963

img_7962

Para el postre sirven un bizcocho con miel acompañado de helado de jengibre, una combinación muy refrescante.

img_2763

img_2770

img_2767

Rematamos con un café. Para esto sigo siendo muy clásico y no soy amigo de tés por muy matcha que sea.

img_2775

En la despedida pude charlar un rato con Keiichi, 37 años residiendo en Asturias teníamos conocidos comunes como los Taira. Mi amigo arquitecto Jin del que fui compañero de clase, su hermana Yoko, bailarina profesional de ballet y por supuesto su padre Shu, cinturón rojo 9º dan, toda una institución del Judo en nuestra región.

Seáis destacados gastrónomos de la comida japonesa o completos ignorantes, os recomiendo esta experiencia que nos transporta más allá de la comida.

img_2779-copia

Gochisou sama deshita (Gracias).

Anuncios

4 comentarios en “Fuente La Lloba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s