Gaucho Fierro


14672683_10154657397205972_1421881369_o

Hablar del Gaucho Fierro es hacerlo del decano de las “parrillas argentinas” en Asturias, un modelo de restaurante, que por muy común que nos parezca en la actualidad, data de principios de los años 70.

Corría el año 1974, el que suscribe con sus dientes de leche y sólo cuatro años era capaz de comer carne casi como los mayores. Creo que es necesario contextualizar el hito que hace 42 años esta parrilla supuso en el panorama gastro regional donde lo que se estilaba eran los merenderos y casas de comidas.

La Guerra Civil hizo que mucha gente emigrara por razones políticas y de subsistencia, desembarcaron en el Nuevo Mundo con una mano delante y otra detrás. En los diferentes países de acogida se forjaron muchas historias de éxito, pero también de fracaso (quizás las menos conocidas, pero no por ello menos numerosas).

Con el final de la dictadura y una incipiente democracia, muchos encontraron ocasión para el retorno. Los aquí llamados indianos y gallegos allá, comenzaron a regresar, algunos con mucha plata y otros con menos pero con la misma dosis de morriña y ganas de emprender en su tierra natal.

Vivir en el extranjero abre la mente y modelos de negocio propios del lugar, que funcionan a las mil maravillas, son susceptibles de poder montarse en la patria de origen donde no existen o escasean. Esto funciona en los dos sentidos y encontrar sidrerías o pulperías en Sudamérica, es más fácil que encontrar El Dorado.

No me quiero poner muy nostálgico, porque el Gaucho me trae infinidad de recuerdos. En su origen, el cordero desfilaba en aquellos platos de madera como hordas de shoppers en el primer día de rebajas. La palabra chimichurri resultaba tan compleja de decir para un niño, como sabrosa estaba mezclada con la carne, se trataba de un aliciente más de aquel sitio donde no cansábamos en repetir cuando las condiciones económicas lo permitían.

Ya con la mayoría de edad y la privilegiada motorización de la que disponíamos en la pandilla, el Gaucho era un clásico y solíamos juntarnos mesas de 20 comensales con bastante asiduidad. El cordero dejó paso al mundo de la costilla de cerdo, nuestro particular fast food cuando 500 pesetas era todo lo que manejábamos para una noche de juerga. Comíamos y bebíamos en abundancia y aún sobraba dinero para salir de copas, igualito a hoy, que con 3€ no se si nos llegaría la gasolina para ir a Granda y regresar.

Hacía mucho que no me acercaba, años, y me sorprendió mucho el lavado de imagen, estaba irreconocible. Un lugar muy agradable en el que uno de sus grandes valores además de la comida está en sus amplías instalaciones. Son numerosos los comedores y por ello la BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones) encuentra en Granda un lugar a la altura para este tipo de celebraciones.

gaucho-collage

El el exterior disponen de dos terrazas, cubierta y descubierta, además de una zona de juegos infantiles que no incordia en el normal funcionamiento de aquellos que buscan algo más de paz en su interior.

La sidra corre de la mano de Viuda de Palacio, una gran sidra de la zona de Tiñana, que haciendo bueno resulta deliciosa como aperitivo en la terraza o para seguir con la comida dentro del restaurante.

La carta es muy amplia y aunque en estas dos últimas ocasiones no probé las costillas supongo que estarán muy buenas y no hayan perdido la mano que tenían con ellas. Suelen hacer unas jornadas del pulpo muy recomendables, para este evento suelen contar con la pulpeíra Aurora de Carballiño.

Mientras disfrutamos de unos culines previos nos sirvieron un aperitivo de crema de foie y manzana muy sabroso.

img_7465

img_7469

Cogollos con anchoas y bonito
Cogollos con anchoas y bonito

14672869_10154657396405972_1354600120_o

Calamares
Calamares

img_7473

Canutillos de gamba
Canutillos de gamba

img_7494

Zamburiñas
Zamburiñas

img_7478

Chorizo criollo
Chorizo criollo
Churrasquitos de buey
Churrasquitos de buey

img_7500

Chuletón de buey con patatas
Chuletón de buey con patatas

14672766_10154657396370972_73419953_o

14697122_10154657396315972_1706949734_o

14646752_10154657396180972_1467065234_o

Y para terminar unos cafés con unos chupitos cortesía de la casa.

img_7509

Editado 18/02/2017

En esta nueva visita vino un amigo ilustre desde Madrid y por aquellas cosas de los vuelos, acabamos reservando bastante tarde y eso en un sábado resulta complicado. No tuvimos ningún problema, todo lo contrario, amabilidad a raudales y una mesa redonda apta para 10 comensales.

Croquetas de jamón
Croquetas de jamón
Pastel de cabracho
Pastel de cabracho
Zamburiñas
Zamburiñas
Cocohas de Skrei y almejas con salsa marinera
Cocohas de Skrei y almejas con salsa marinera
Cocohas de Skrei y almejas con salsa marinera
Cocohas de Skrei y almejas con salsa marinera
Chorizo criollo
Chorizo criollo
Chuletón de buey
Chuletón de buey

img_2886

img_2890

Queso La Peral
Queso La Peral
Tarta de queso
Tarta de queso
Tocinillo de cielo
Tocinillo de cielo

Gaucho Fierro – Camino La Pereda, 10  –  Granda (Siero)   Tlf: 985 792 735

Anuncios

4 comentarios en “Gaucho Fierro

    1. Tienes razón, me ha quedado algo incompleto y es que hay veces que me apresuro con las publicaciones. El aperitivo de foie muy gustoso, la ensalada abundante con anchoas normales, las zamburiñas grandes y jugosas pero quizás le faltaban un pelin de plancha, el criollo bien no es de los ácidos y las carnes me sorprendieron para bien los churrasquitos y el chuleton era de los de carne curada, sabor fuerte, el punto bueno porque me gustan poco hechos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s