Solomillo de Cerdo con Bacon y Glaseado de Melocotón



Solomillo de cerdo con bacon y glaseado de melocotón

Ya ha comenzado el otoño y casi sin despeinarnos nos veremos inmersos en las navidades. Para, para el carro!!!!, aún queda mucho os diréis algunos, pero la realidad es que en breve tenemos el Pilar, luego el puente de Todos Los Santos, el de la Constitución, la Lotería de Navidad y a reglón seguido la Nochebuena y Nochevieja.

Sin pasar el carro antes que los bueyes, no es mala idea ir practicando esos menús que harán las delicias de la familia, aunque la receta que hoy propongo es igual de deliciosa en cualquier época del año. Esos toques dulces y aromáticos que acompañan las carnes me recuerdan mucho a los olores en los hogares americanos donde un buen asado es todo un acontecimiento familiar.

Solomillo de cerdo con bacon y glaseado de melocotón

A raíz de mi publicación de la mermelada de melocotón, mi amiga americana Jennifer me sugería utilizarla con el solomillo de cerdo, pero en realidad lo que hizo fue desvelar mis planes, ya lo tenía todo organizado para esta receta y seguro le hará mucha ilusión verla. He comido con su familia muchos asados y el aprendizaje de como ellos marinan y glasean con multitud de ingredientes, es uno de los muchos bagajes que adquirí durante mis años viviendo el sueño americano.

El bacon en Estados Unidos es una auténtica religión, hay muchas marcas y formas en las que lo utilizan, desde una sopa de almejas a unas tiras crujientes y desgrasadas que acompañan con tortitas y sirope de arce. La forma que hoy utilizo va con unas lochas gruesas, protegen la carne y con una cocción lenta va aportando su grasa e hidratando la carne, además lo trenzaremos y el efecto queda muy chulo.

Como guarnición de esta carne, no puede faltar un poco de esa mermelada que estaba aromatizada con clavo, canela y pimienta de Jamaica; unos gajos de melocotón natural caramelizados y las famosas patatas hasselback que con su forma de acordeón además de estéticas permiten que el aliño de mantequilla, ajo y perejil penetren uniformemente.

Patata Hasselback

Otra de las características favorables de esta receta es la economía, estos solomillos de cerdo que suelen tener un peso en el entorno de los 600grs resultan muy asequibles. Para las navidades no hay que tirar la casa por la ventana, ni en euros ni calorías, esta carne es muy magra.

Vale que aún hay melocotones naturales y esto es un puntazo, pero os aseguro que la receta funciona igual de bien con una buena conserva de melocotón en almíbar. Os servirá para caramelizar y además su almíbar se utiliza como parte líquida del aliño.

Solomillo de cerdo con bacon y glaseado de melocotón

Ingredientes:

Solomillo de cerdo con bacon y glaseado de melocotón

1 solomillo de cerdo (aprox. 600grs), 12 tiras de bacon grueso (aprox. 1/2 centímetro), 1 melocotón, 1 patata grande, 4 cda sopera de mermelada de melocotón, 1cta postre de mostaza semillas, 1cta postre de mostaza Dijón, 1cta postre de pimienta negra recién molida, 1cta postre de chile rojo, 1cta postre de mezclum especias para cordero, 1cta postre de sal, 2cdas soperas de soja, 2cdas soperas de vinagre de sidra, 2cdas soperas de AOVE, 2 dientes de ajo, 1 nuez de mantequilla, 2 ramitas de perejil, sal en escamas al humo de jengibre, sal de Ibiza con limón y pimienta verde, 2cdas de azúcar moreno, 2cdas de agua, unas ramitas de romero fresco y unos 8/10 clavos de olor.

Si aún podéis conseguir melocotones frescos os recomiendo hacer vuestra propia mermelada, este sería el primer paso pero me ahorro la transcripción, podéis ver la receta en el enlace de arriba. Fuera de temporada si ya no tenéis vuestra propia conserva, comprar una mermelada de calidad.

El siguiente paso sería preparar el aliño mezclando todos los ingredientes en un bowl, a saber: mermelada, mostazas, sal normal, chile, pimienta negra, mezclum de especias, soja, vinagre de sidra y AOVE.

Solomillo de cerdo con bacon y glaseado de melocotón

Ahora limpiaremos bien de telillas y grasa el solomillo de cerdo y reservamos. Tomaremos las tiras de bacon y eliminamos la parte dura de la corteza y sobre un papel de hornear colocaremos ordenadas en vertical seis tiras de bacon dejando un centímetro de separación entre ellas, ahora desde el extremo superior doblamos hacia atrás una si otra no, comenzando por las pares, ahora ponemos una tira y media en horizontal, volvemos a poner en su sitio las que habíamos levantado y hacemos lo mismo con las impares y otra tira y media en horizontal, así hasta cuatro veces para obtener nuestro trenzado.

Salamos con la sal de Ibiza nuestro solomillo y lo colocamos en horizontal justo en el extremo superior, con la ayuda del papel, como si hiciésemos sushi, iremos enrollando y cubriendo todo el solomillo con el trenzado de bacon. Con cuidado, iremos clavando unos palillos de madera para sujetar los extremos inferiores del bacon y procedemos a bridar con un hilo apropiado y tensando bien para que cuando merme en el horneado al perder las grasas no se nos desmonte.

Solomillo de cerdo con bacon y glaseado de melocotón

Además de aromatizar los clavos los iremos clavando y sujetarán el bacon, insertamos también unas ramitas de romero para dar sabor y pasamos directamente al horno precalentado a 160º donde lo tendremos durante una hora e iremos girándolo cada 15 minutos.

Tenemos tiempo suficiente para preparar la patata hasselback lavándola muy bien y haciéndole cortes de medio centímetro sin llegar hasta abajo. Picamos el ajo y el perejil en finísima brunoise, ponemos en un recipiente y añadimos la nuez de mantequilla, fundimos en el microondas y pincelamos la patata. Rematamos el aliño con la sal de escamas y un par de giros del molinillo de pimienta negra. Meteremos en el horno cuando haya pasado una hora del horneado del solomillo.

En la última media hora aprovechamos para pelar el melocotón, cortamos en ocho gajos y en una sartén con el azúcar moreno y las dos cucharadas de agua iremos caramelizando el melocotón a fuego medio-alto. Volveremos a darle un golpe de calor justo cuando vayamos a emplatar.

Solomillo de cerdo con bacon y glaseado de melocotón

En ese momento, pasada la hora, empezamos a glasear pincelando el solomillo. Haremos este proceso moviendo la carne en tres tandas, una cada diez minutos. Tras hora y media nuestro asado estará listo con una buena temperatura interior de 80º, sacamos del horno y dejamos la patata subiendo la temperatura a 180º.

Retiraremos todos los clavos y ramitas de romero que habíamos insertado, con una tijera retiramos el bridado, reposamos unos minutos antes de trinchar. Vamos a emplatar y para ello cortaremos el solomillo en rodajas de un par de centímetros de grosor, colocamos dejando parte de la pieza sin cortar y las rodajas inclinadas, las salseamos con parte del glaseado y los jugos mezclados que se desprendieron al cortar. Ponemos un poco de mermelada de melocotón, ordenamos los gajos caramelizados y finalmente añadimos la patata hasselback.

Solomillo de cerdo con bacon y glaseado de melocotón

No me digáis que el resultado no resulta muy apetecible, ¿os parece pobre para una cena de Nochebuena?. no hace falta que me contestéis, NO!

Solomillo de cerdo con bacon y glaseado de melocoton

Solomillo de cerdo con bacon y glaseado de melocoton

Solomillo de cerdo con bacon y glaseado de melocotón

Categorías:DE LA MONTAÑA, PRINCIPALES, RECETASEtiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: