Fermento de Papaya



Fermento de Papaya

Hablar de fermentaciones y probióticos parece que está muy de moda, tranquilos, no estamos descubriendo la pólvora simplemente se le está dando bombo y platillo a un tipo de hábitos alimenticios que quieren circunscribir al mundo healthy, como si fuese una especie de secta. Hoy en día parece que tenemos que categorizar todo, pertenecer a un grupo como en su día fueron los rockers, heavies o punk pero llevados al mundo alimenticio.

No soy partidario de los suplementos, me dan sensación de medicamento y obviamente proceden de un mundo industrial. Que si te tomas esta u otra pastilla y además mezclas unos polvos en un batido hará tu vida más completa y mejor…..al menos lo dejaré en puntos suspensivos, estas tendencias buscan al menos un equilibrio ante determinadas carencias algo que no acaba de convencerme y me chirría bastante del talibanismo vegano.

Los probioticos se encuentran en muchos alimentos que consumimos a diario, simplemente se trata de bacterias vivas que beneficiarán nuestra salud estabilizando la salud intestinal mejorando el sistema inmunológico y de paso eliminando toxinas que genera nuestro cuerpo.

Lactovacilos y el que seguro os suena bífidus activo que promocionan algunos yogures, efectivamente, el yogur sin pasteurizar es uno de esos alimentos con probióticos naturales a los que también podemos añadir quesos hechos con leche cruda, el kefir, kombucha que es un té fermentado, las aceitunas y otros encurtidos, el chucrut y el kimchi que son vegetales fermentados como la col, el miso que es un fermento de soja o microalgas como la espirulina.

Cuando alargamos las fermentaciones en el tiempo y bajo ciertas condiciones se convierten en alcoholes y en Asturias sabemos muy bien como darle vida probiótica a la manzana, nuestra sidra natural. Seguro que alguna vez, si no estáis acostumbrados, os ha hecho ir al baño de manera repentina, lo que decimos “no me cayó bien” y aunque sea escatológico nos vendrá un olor como de fermentación, ahí tenéis a los microorganismos actuando como locos.

Vivimos en un mundo demasiado rápido, nos hace inquietos y lo queremos todo YA!, de ahí esas pastis y polvos, pero nada como un buen confinamiento de dos meses para tomarte la vida con otra filosofía y experimentar en casa. No es que el tiempo sobre, más bien falta y podemos ser multitarea, porque los bichitos están totalmente emancipados y no hay que tutelarlos, actúan de manera libre y efectiva sin casi mirar para ellos, lo único que requerimos es paciencia que es la madre de la ciencia.

No os quiero avanzar la receta que va vinculada a este fermento de papaya, pero si os animo a que inmediatamente os pongáis con este u otro fermento, dejaré pasar al menos una semana pues será parte indispensable de mi plato. En mi caso ha sido un papayón pero os sugiero otras frutas como el mango, coco, chirimoya….etc, a lo malo, si no queréis cocinar, siempre podréis hacer un delicioso cocktail, a mi se me está ocurriendo un pisco sour de papaya.

Los ingredientes no pueden ser menos y más sencillo, tan solo necesitareis agua, azúcar, un sobre de levadura seca de panadería y la fruta elegida. Podremos jugar con ellos dándoles matices aromáticos, incluso picantes como en este caso, pero unos clavos, cardamomo, canela, vainilla….etc conseguirán variantes muy atractivas.

Resulta muy importante que utilicemos recipientes de cristal aunque el plástico también funcionará. A la hora de mezclar no utilicéis cucharas de metal, mucho mejor de madera. Recordad que se trata de organismos vivos así que nunca deberemos llenar nuestro recipiente (el mio es de 750ml), deberemos dejar un 20% libre para que no haya presión, incluso os podría estallar por ello durante los 3-4 primeros días no lo cerramos herméticamente.

Ingredientes:

2 tazas de agua, 1 taza de azúcar blanquilla, 1 papayón, 1 sobre de levadura seca de panadería, 5 chiles thai, 10 bolitas de pimienta de Jamaica.

El primer paso es poner el agua, azúcar y levadura en nuestro recipiente, diluir muy bien y tapar con un peso sin que se cierre herméticamente, no queremos que se cuele ningún mosquito. Dejaremos 4 días a temperatura ambiente en un lugar donde no haya luz solar directa.

Fermento de Papaya

Pasados los cuatro días pelamos y despepitamos el papayon, trituramos la pulpa junto con los chiles desvenados y despepitados, incorporamos al recipiente, mezclamos y añadimos la pimienta. Volvemos a dejar durante dos o tres días en las mismas condiciones que teníamos, sin cerrar herméticamente.

Fermento de Papaya

Cuando lo abráis y probéis se percibe claramente un punto alcohólico, a partir de aquí, ya podemos cerrarlo bien y refrigerar, los micro organismos seguirán actuando pero más lentamente y fácilmente podemos conservar durante un mes, obviamente a más tiempo más concentración en el fermentado así que lo dejo en vuestras manos y gusto.

Categorías:FONDO DE ARMARIO, RECETASEtiquetas: , , , , , ,

2 comments

  1. Me surge una duda, esa papaya que has utilizado la veo poco madura por el color, es necesario o aconsejable que esté así o es mejor que esté madura y dulce. Yo estoy inmersa con los fermentos pero no de frutas, de alimentos. Ahí estoy con ellos porque además de ser buenos para el intentino resuelven la despensa ligeramente, yo voy por este punto, ya me conoces, practicidad en todo momento. Pero me has super sorprendido con la papaya. Descríbeme por favor el sabor que tiene cuando esté lista para consumir. Un besazo Juan!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: