Casa Lin


IMG_0785

Casa Lin – Avenida de Colón, 14 – Oviedo    Tlf: 985 274 489

El ser humano es inconformista por naturaleza y siempre desea lo que no tiene. Podemos ir de lo tangible a lo intangible y aunque estemos conformes con nuestra vida, siempre hay aspectos que nos gustaría incorporar para lo que consideramos una vida plena.

Los que vivimos en las ciudades buscamos evadirnos de vez en cuando en el campo, visitar pueblos, oler naturaleza y sentirnos parte de un pasado no tan lejano de una España que ha cambiado mucho en pocos años.

Por otro lado, la gente de los pueblos quiere sentirse participe de ese cambio y las visitas a las grandes ciudades les producen iguales sensaciones. Entrar en un centro comercial, visitar un restaurante de comida rápida, ir a un espectáculo son actividades infravaloradas para el que las vive con rutina.

¿A donde nos lleva todo esto?, a un reducto llamado Casa Lin. Una vinoteca en medio de Oviedo en la que cada vez que entro me siento como si estuviese de fin de semana en Taramundi o por Muniellos.

Me gusta su decoración, ese batiburrillo de objetos, cuadros, pizarras y botellas que han ido dando sabor al local con el paso del tiempo. Me gusta lo auténtico, vintage, kitsch, cutre, demodé, no importa si es capaz de transmitir, y que ya me cansan esos locales salidos del departamento decorativo de El Corte Ingles. Si quiero un fake de verdad, me voy de visita a los Estudios Universal o al desierto de Almería.

Casa Lin

Tan honesta y tradicional, como su decoración, es su oferta gastronómica llena de manjares calóricos provenientes del Alto Aller y León. Disfrutados en un ambiente desenfadado, hace que sea un lugar que frecuento con cierta asiduidad.

No hay visita a Casa Lin que no pase primero por la cercana cervecería La Internacional, punto de encuentro para arrancar la noche con la solvencia de cualquiera de las cervezas que me ofrece Juan Carlos.

IMG_3223  IMG_3228

Ya en Casa Lin siempre tengo garantizada una Alhambra Reserva 1925 aunque su fuerte son los vinos, como no podía ser de otra manera en una vinoteca.

En mi grupo de amigos no solemos innovar demasiado y si hay un fijo que siempre repetimos es el chuletón de buey. El resto de entrantes varía dependiendo de nuestro estado de animo y lo mismo te caen unos embutidos variados, salteado de setas, como unos callos o morcilla de Boñar .

IMG_9351

IMG_9350

IMG_3239

IMG_3240

IMG_0800

IMG_3247

IMG_3252

IMG_9114

IMG_9116

IMG_3261

IMG_0803

IMG_0801

IMG_0809

IMG_0812

IMG_0813

Puede que me arrepienta de este artículo la próxima vez que llamemos y no tengamos sitio, pero mi incontinencia verbal no podía dejar al margen mis escapadas rurales sin coger el coche.

Editado 21/06/2017

Aprovechando la visita de mis amigos españoles residentes en México nos acercamos a Casa Lin, una garantía cuando buscamos buen producto y los que viven fuera no tienen la oportunidad diaria de disfrutarlo.

La cecina y el entrecote son dos fijos junto con los callos que esta vez sustituimos por unas mollejas. Nuevos platos que aún no había probado y que mantienen la misma buena línea de todo lo que tienen en carta.

cecina
Ensalada de ventresca
Mejillones al vapor
Mollejas

Queso Gamoneu
Casadielles
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s