Verdura con Almejas


Una de mis máximas en la vida, es que si algo te gusta mucho, debes aprender a hacerlo por ti mismo, de esta manera ejerces control pleno sobre tus gustos y sólo dependerá de ti mismo la búsqueda de esa satisfacción.

Este pensamiento es el que me ha llevado a cocinar esta receta. Es un plato que tenían en el restaurante Gerardo, del que había perdido la pista tras su cierre, pero hace poco lo recuperé descubriendo su nueva ubicación en La Nieta y aunque ya se donde acudir para un Me Lo Dan Hecho, nunca está de más hacerte un Te Lo Doy Hecho.

La receta que podréis leer aquí es mi propia interpretación extraída de sabores, texturas y presentación. Probablemente la que ellos hacen difiera en unas cuantas cosas, no les he preguntado, pero ya sabéis que no me gusta fusilar recetas, cada cual ha de tener su propio criterio.

En esta receta no puede faltar abundancia de verdura y de almejas, al fin y al cabo son los dos ingredientes principales y son los que dan sabor al mismo. En la de La Nieta se identifica claramente el repollo, la verdura principal que yo he complementado con cebolla, ajo y puerro.

Este plato podría definirse como una sopa algo espesa, el líquido no debe ser exagerado y las verduras deben predominar. La clave en la elaboración está en utilizar el agua de cocción tanto del repollo como de las almejas, cuanto mejores sean las almejas más potente será el sabor.

Ingredientes:

1 repollo pequeño, 1 kg de almejas, 2 puerros, 1 cebollas, 2 dientes de ajo, 1 guindilla, 1 cucharada de Maizena, AOVE, agua y sal.

Lo primero que haremos será lavar bien las almejas en agua fría, ponerlas en un recipiente con agua fría y sal y mantenerlas 12 horas cambiando un par de veces el agua para que filtren bien y suelten cualquier tipo de arenillas.

Quitamos las hojas exteriores del repollo, lavamos bien y cortamos en cuartos, cocemos en agua abundante con un poco de sal durante una media hora. Mientras tanto cortamos la cebolla y el puerro en una fina juliana, pochamos en una sartén con un par de cucharadas de AOVE.

Pelamos y cortamos el ajo en brunoise y la guindilla, añadimos cuando estén bien pochadas las verduras. Retiramos el repollo, colamos y reservamos el agua, picamos lo más fino posible el repollo y reservamos.

Hacemos las almejas al vapor con un poco de agua, en un par de minutos se abrirán e irán soltando los jugos que se mezclarán con el agua. Retiramos y reservamos las almeja que no han de hacerse mucho, sólo abrirse, colamos el agua.

Al pochado le añadimos una cucharada de Maizena, rehogamos y a fuego fuerte le añadimos poco a poco el agua de las almejas, irá engordando una salsa, añadimos según necesidad más caldo, pero esta vez del repollo.

Cuando tenga una textura cremosa tirando a líquida, pasamos el contenido de la sartén a una cacerola, añadimos el repollo picado y rehogamos un par de minutos, agregamos el resto del caldo de las almejas y una parte del repollo, no queremos ahogar la verdura.

Dejamos que durante diez minutos se integren todos los sabores antes de finalizar agregando las almejas, mezclamos y dejamos otros cinco minutos. Ya está listo para servir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s